La familia real ya no soporta la situación con el padre de Meghan y la reina Isabel II tomará medidas

Fuentes del Palacio de Kensington afirman que la paciencia de la realeza está llegando a su fin con la situación que se vive con el padre de Meghan

Por Roxana Peña

Fuentes del Palacio de Kensington afirman que la paciencia de la realeza está llegando a su fin con la situación que se vive con el padre de la duquesa de Sussex, Thomas Markle y las polémicas declaraciones que ha emitido en los últimos días.

Han expresado que la reina Isabel II se verá obligada a interceder en esta seria problemática y una fuente le dijo al Mirror que Meghan está “profundamente herida” por la situación que vive con su padre, que se está convirtiendo “cada vez más desesperada”.

El comentarista real Phil Dampier dijo:

"Esto se está saliendo de control. Si esto continúa, no me sorprendería si la reina se involucra y golpea algunas cabezas juntas".

Se dice que los asistentes reales tuvieron una serie de reuniones de crisis de alto nivel sobre el comportamiento "fuera de control" de Thomas Markle.

El padre de la duquesa de Sussex se ha quejado en repetidas ocasiones de haber sido "ignorado" por su hija en entrevistas con personas de adentro que dicen que está en su 'destiempo'.

El padre de Meghan de 74 años, dijo a Daily Mail recientemente que no ha hablado con su 'amada Meghan durante más de diez semanas.

Thomas, que nunca ha conocido a su yerno en persona, afirma que la grieta es un "castigo" para él.

'Estoy realmente dolido de que ella me haya cortado por completo. Solía tener un número de teléfono y un número de texto para sus asistentes personales en el Palacio, pero después de decir algunas palabras críticas acerca de que la familia real cambiara a Meghan, me interrumpieron. Esos números fueron desconectados, ya no funcionan. No tengo forma de contactar a mi hija", expresó muy triste el padre de Meghan.

 

Te recomendamos en video

Loading...
Revisa el siguiente artículo