Disfruta del sol con protección

Lea la opinión de Lilly Rivera

Por Lilly Rivera

Exponernos al sol puede beneficiar nuestra salud si lo hacemos prudentemente. Necesitamos el sol porque nos ayuda a optimizar nuestros niveles de vitamina D. Nos da energía. Y activa la glándula pineal, que entre otras cosas, sirve para mejorar nuestro ciclo del sueño.

“Si luego de haber estado al sol tienes dolorosas ampollas en la piel, es una indicación de que los rayos solares alcanzaron las capas más profundas”, Lilly Rivera

Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, en inglés), establecen que unos 15 minutos de sol tres veces en semana (sin filtro solar) en la cara, brazos, piernas o la espalda son suficientes para producir los requerimientos corporales de vitamina D.

El exceso de sol puede causar quemaduras de primer o segundo grado no importa la edad o el color de piel. Ocasiona daño al DNA de las células de la piel. Provoca arrugas prematuras, daños permanentes en la dermis o enfermedades como el melanoma, la causa número uno de muerte por cáncer de piel.

Si luego de haber estado al sol tienes dolorosas ampollas en la piel, es una indicación de que los rayos solares alcanzaron las capas más profundas, donde se encuentran las terminaciones nerviosas. Evita romper las ampollas o blisters, son una quemadura de segundo grado, y se te pueden infectar.

¿Cómo tomar sol adecuadamente?

–Limita la exposición directa al sol entre 10am – 4pm.

–Minutos antes de tomar sol, aplícate un protector solar de amplio espectro con SPF de 30 o superior en todas las partes expuestas del cuerpo. Sigue las instrucciones del producto.

–Pon la alarma del celular para que sepas cuándo volver a ponerte sunscreen.

–Opta por la sombra, usa gafas, sombrero o ropa que te cubra las extremidades.

–Ve al médico si con la quemadura sientes náuseas o fiebre, mareo, desmayo, pulso rápido o respiración acelerada, sed extrema, si te salen ampollas dolorosas e intensas o si no puedes orinar.

Recuerda, cuando te “achicharras” le estás causando trauma a la memoria de tu piel y podrías perder la capacidad de la piel de restaurar el daño producido por el sol. El Cancer Research de UK, advierte que las insolaciones una vez cada dos años pueden triplicar el riesgo de desarrollar cáncer de la piel. El cáncer de la piel tiende a aparecer en la adultez, a causa de la exposición directa al sol en la niñez. Hay que proteger la piel de los niños hoy, para prevenir que desarrollen cáncer cuando crezcan.

Loading...
Revisa el siguiente artículo