Activo el turismo médico en Puerto Rico

Ante la nueva temporada de huracanes, el enfoque es afianzar las relaciones con instituciones hospitalarias en el exterior

Por David Cordero Mercado

De cara a la recién iniciada  temporada de huracanes, el programa de Turismo Médico de la red de hospitales de Metro Pavia Health System (MPHS) se ha enfocado en afianzar sus relaciones  y alianzas con las instituciones hospitalarias y los Gobiernos de islas caribeñas y jurisdicciones de los Estados Unidos, teniendo como norte el bienestar de los pacientes que llegan a la isla en busca de cuidado médico, así como el de los propios residentes de Puerto Rico.

“Tenemos un programa bien establecido hace más de tres décadas, que tiene certificación para recibir pacientes internacionales”, apuntó la directora del programa Madeliza Ramírez.

Pero la prueba de fuego de los programas de turismo médico a nivel local la vivieron el pasado año, inmediatamente después del paso del huracán Irma sobre las vecinas islas caribeñas a principios de septiembre de 2017.

“Estas personas venían solas, venían sin acompañante, muchos venían sin identificación, sin teléfono, fue bien retador porque ellos como pacientes no sabían para dónde iban cuando salían del hospital (desde las islitas vecinas) y entonces sus familias desconocían el paradero de ellos. Así que fue una dinámica bien gratificante en el sentido de que nosotros tuvimos que darles todo ese apoyo a ellos durante esa experiencia traumática que estaban viviendo”, relató la directora.

"Fue una dinámica bien gratificante en el sentido de que nosotros tuvimos que darles todo ese apoyo a ellos durante esa experiencia traumática que estaban viviendo”, relató la directora del programa de Turismo Médico de MPHS, Madeliza Ramírez.

Muchos de estos pacientes permanecieron en el Hospital Pavía en Santurce durante el paso del huracán María sobre Puerto Rico, unas dos semanas después de Irma. De acuerdo con Ramírez, dicho hospital cuenta con generadores suficientes de energía eléctrica para evitar la interrupción del servicio, reservas de agua y un pozo hincado con pruebas rutinarias para mantener su potabilidad, así como líneas de gas propano soterradas conectadas directamente a los suplidores. Aseguró que así garantizan que, en medio de una emergencia, la seguridad del paciente no está en riesgo.

“Nosotros nos hemos mantenido siempre recibiendo casos de pacientes”, reiteró. 

A partir de la experiencia pasada, durante la nueva temporada hay algunos retos adicionales. A finales de abril, por ejemplo, el gobernador de las Islas Vírgenes de Estados Unidos, Kenneth Mapp, solicitó al Departamento de Salud de dicho territorio y a los hospitales, desarrollar un plan de emergencias de evacuación de pacientes que considerara otros hospitales en los Estados Unidos, en caso de que un huracán azote el Caribe. No obstante, Ramírez aseguró que Puerto Rico sigue siendo una opción viable, si no la primera opción, sobre todo por la cercanía entre las islas, lo que facilita el traslado. “Más bien está tomando medidas de seguridad”, indicó, ante el caso de que una catástrofe mayor impidiera que se ofrecieran servicios en Puerto Rico.

Él (Mapp) ha visitado los hospitales en Puerto Rico, y han seguido enviándonos referidos”, apuntó la directora.

MPHS recibe y da tratamiento a residentes de las Islas Vírgenes Americanas, Islas Vírgenes Británicas, Jamaica, Islas Caimán, Trinidad y Tobago, así como todo el este y sureste de los Estados Unidos.

“Ser parte de la comunidad de las Islas Vírgenes ​me ayuda a tener un mejor conocimiento, y de primera mano, sobre las necesidades específicas de los pacientes acá en las islas. De ese modo, el paciente es redirigido con un mejor acceso a nuestros hospitales afiliados de la red Metro Pavía en Puerto Rico, para que reciban ese cuidado adicional que necesiten”, expresó Jean Webster, coordinadora de servicio al paciente en St. Thomas, en declaraciones a Metro.

Al cierre de esta edición, el programa de Turismo Médico de MPHS tenía admitidos unos siete pacientes provenientes de varias islas vecinas, quienes están recibiendo tratamientos de cardiología, ortopedia y hasta de sala de partos. Uno de ellos  es Rohan Williams, de 41 años y residente de Tórtola.

“Tuve una operación de corazón, reemplazo de la válvula aórtica y la mitral. Hay un gran equipo aquí”, destacó Williams, en entrevista con Metro.

Loading...
Revisa el siguiente artículo