Dramática alza en enfermedades inflamatorias intestinales

Advierten sobre la importancia de un diagnóstico temprano de las enfermedades inflamatorias del intestino, pero, sobre todo, la importancia de que se garantice el acceso a cuidados médicos especializados

Por David Cordero Mercado

La prevalencia de las enfermedades inflamatorias del intestino (EII) se quintuplicó en Puerto Rico, durante un periodo menor de diez años, situación que ha provocado que expertos levanten una señal de alerta ante el dramático aumento, al tiempo que se extendió un llamado a las autoridades a garantizar en acceso de los pacientes de estas condiciones a los servicios de salud adecuados.

“Sí preocupan (las cifras), nos preocupa mucho a nosotros que cuidamos esos pacientes”, apuntó la doctora Esther Torres, directora del Centro para Enfermedades Inflamatorias del Intestino del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), en entrevista con Metro.

Torres explicó que para 2013 se identificaron 5,378 personas con un diagnóstico de EII en Puerto Rico, marcando una prevalencia de 184 personas por cada 100 mil habitantes.

“En 2005, cuando hicimos un estudio similar, la prevalencia era solamente de 38, o sea, que ha aumentado casi cinco veces en menos de una década”, sostuvo la doctora Torres.

“En 2005, cuando hicimos un estudio similar, la prevalencia era solamente de 38, o sea, que ha aumentado casi cinco veces en menos de una década”, sostuvo la doctora.

Para calcular las nuevas cifras, el Centro para EII utilizó una base de datos del Departamento de Salud que recoge información de las personas con cubierta médica en la isla, un aproximado de tres millones para 2013, año con el informe más reciente, indicó Torres.

El aumento en prevalencia también generó preocupación al observar los datos específicos de la población pediátrica (menores de 19 años), con 90 diagnósticos por cada 100 mil, un crecimiento de dos veces y medio por encima de las cifras en 2005. Un 43 % de esa cifra corresponde a pacientes entre los 15 y 19 años. “Estamos viendo que los niños se están afectando mucho más”, advirtió la gastroenteróloga.  De hecho, de acuerdo con datos del Centro —que ofrece servicios a los pacientes de estas enfermedades—, las EII se desarrollan mayormente en la población de adolescentes y jóvenes adultos en edad productiva.

No existe una causa específica para las EII. De acuerdo a la doctora, una de las áreas de investigación de más relevancia a nivel mundial –no solo para las EII, sino para también para conocer las causas de otras condiciones–, es cómo la colonia de trillones de bacterias que todo individuo tiene y que es esencial en el sistema intestinal, se afecta con diferentes aspectos ambientales, como la dieta, medicamentos, antibióticos, dónde vives y cómo esos cambios en esa comunidad de bacterias resultan ser dañinos para personas que no tienen la tolerancia genética o la tolerancia inmunológica para esos variantes.

"Decimos ambiente porque nos referimos a algo que no es lo que traes cuando naces, ni que tienes dentro de tu sistema, sino que está fuera de ti. Algunas cosas como es el cigarrillo en la enfermedad de Crohn, el uso de antibióticos, algunos otros tipos de medicamentos, sabemos que están relacionados; hay otras cosas en el ambiente que aunque no está relacionadas directamente, sabemos que impactan", expresó la gastroenteróloga.

Garantía de acceso a servicios médicos especializados

Las EII pueden presentar síntomas tales como lesiones de piel, inflamación en los ojos, hígado y vías biliares. Actualmente, no existe cura para estas enfermedades, por lo que su tratamiento consiste en aliviar los síntomas, controlar o disminuir la inflamación  y tratar de evitar reincidencia. Sin embargo, no siempre los pacientes logran acceso a los tratamientos médicos que realmente necesitan, advirtió Torres.

Como parte de un esfuerzo colectivo para promover la educación sobre la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, el Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) se iluminó de púrpura el próximo 19 de mayo en conmemoración del Como parte de un esfuerzo colectivo para promover la educación sobre la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, el Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) se iluminó de púrpura el próximo 19 de mayo en conmemoración del Día Mundial de las Enfermedades Inflamatorias Intestinales. / Suministrada

“Por ejemplo, los pacientes que tienen una ostomía, una bolsita para evacuar, y no tienen con qué comprar las bolsitas porque el plan médico no se la cubre, pues, mira, su calidad de vida no está siendo apoyada por el sistema, así que necesitamos crear la conciencia para apoyar a estos pacientes, para reconocerles los derechos que la Ley para Estadounidenses con Discapacidades les reconoce”, explicó.

En ese sentido, la directora del Centro especializado del RCM reconoció que “las aseguradoras necesitan un poco más de asesoramiento: supervisión”, al tiempo que hizo un llamado a la Legislatura a implementar medidas que garanticen los derechos y el acceso a tratamientos médicos de estos pacientes. Torres indicó, además, que incluir las EII en la lista de enfermedades aplicables a la Cubierta Especial (conocida como cubierta catastrófica) del plan de cuidado de salud del Gobierno de Puerto Rico facilitaría el acceso de los pacientes a los servicios de salud que necesitan. 

La galena hizo un llamado a la ciudadanía y las autoridades salubristas del país a ser conscientes de que las EII existen y los diagnósticos de estas afecciones están aumentando, reiterando que el diagnóstico temprano es posible con evaluación médica a tiempo. Torres destacó la importancia de que “los pacientes tengan acceso, no solo al diagnóstico, sino a los tratamientos apropiados para su afección, no necesariamente los más baratos si esos no son los mejores para su enfermedad”.

El diagnóstico de EII requiere de la sospecha del médico, ya que estas no son enfermedades comunes y sus síntomas pueden ser poco específicos. Las EII más comunes son la enfermedad de Crohn, la cual puede afectar cualquier parte del tracto gastrointestinal, desde la boca hasta el ano, y cuyos síntomas más comunes son el dolor abdominal, el pobre apetito, la pérdida de peso, la fiebre y la diarrea; y la colitis ulcerosa, que afecta el intestino grueso o colon y cuyo síntoma característico es la diarrea con sangre.

Esta enfermedad tiene unas complicaciones muy serias que afectan negativamente la calidad de vida del individuo que la tiene", expuso, por su parte, el doctor Edgar Colón, decano de la Escuela de Medicina del RCM. "Nuestra Escuela de Medicina apoya de manera incondicional el trabajo que hace la doctora Esther Torres y su equipo en atender a estos pacientes buscando alivio y disminuyendo el impacto de salud que esta enfermedad representa", añadió.

Puede obtener más información sobre los servicios del Centro para Enfermedades Inflamatorias de Intestino del Recinto de Ciencias Médicas, llamando al 787-224-0380.

“Como la principal institución del país dedicada al desarrollo de profesionales de la salud y la medicina, el Recinto de Ciencias Médicas está comprometido con educar a la población sobre las enfermedades inflamatorias del intestino. Para lograr este objetivo contamos con el Centro para Enfermedades Inflamatorias del Intestino de la Universidad de Puerto Rico, que ofrece un servicio único dedicado a la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa y está compuesto por un grupo de profesionales de la salud comprometidos con brindar un cuidado de excelencia a sus pacientes”, expresó el doctor Segundo Rodríguez Quilichini, rector interino del RCM.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo