Bájale dos al estrés

Lea la opinión de Lilly Rivera

Por Lilly Rivera

Por: Lilly Rivera
periodista y especialista en Educación para la Salud Pública
@gohealthylilly (Twitter)
Creadora del medio digital especializado en periodismo en salud, Go! Healthy Puerto Rico

Todo el mundo siente o ha sentido estrés en algún momento en la vida. Y eso, en parte, es bueno porque cierto grado de estrés nos da energía para movernos hacia adelante. Y esa energía es la que usamos en las competencias deportivas, en los estudios académicos, en el escenario artístico, en la entrevista para un nuevo empleo, en fin, en muchas experiencias profesionales y de vida.

Pero cuando el estrés nos domina o se torna crónico (duradero), se tranca el bolo. Dejamos de funcionar bien y debemos buscar la ayuda de un profesional de la salud mental para manejarlo.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, en inglés), las personas con estrés crónico tienden a tener infecciones virales con más frecuencia. El estrés persistente puede contribuir a dolores de cabeza, trastornos digestivos, enfermedades del corazón, hipertensión, diabetes, o trastornos de depresión y ansiedad.

Algunas estrategias, incluyendo las de NIH, que pueden ayudarte a reducir el estrés:

1. Ejercitarte – Te ayuda a botar el estrés, a mantenerte en forma y más saludable.

2. Dormir lo suficiente – A lo mejor se te hace difícil dormir. Si es así, intenta acostarte a dormir a la misma hora todas las noches, y levantarte a la misma hora cada mañana. Cuando se acerque tu hora de dormir, apaga todos los aparatos electrónicos que emiten luz, como la computadora o el smartphone. La luz de estos dispositivos puede reducir la producción de melatonina (hormona natural del sueño) y desvelarte.

3. Practicar mindfulness – Esto es la atención plena centrada en tus propias emociones. De hoy en adelante, presta atención a tu respiración y a tu cuerpo cada día.

4. Compartir con gente buena que aporte valor a tu vida.

5. Comer sano – A lo mejor piensas que el agite provocado por el estrés te ayuda a quemar calorías. Pues no, las personas estresadas tienen mayor dificultad para quemar calorías después de ingerir comidas ricas en grasas, y producen más insulina que, a su vez, produce mayor almacenamiento de grasa (obesidad).

Concéntrate en las actividades que importan, como amarte mucho, mantener buenas relaciones familiares o sociales y moverte siempre hacia el bienestar.

Loading...
Revisa el siguiente artículo