Malala vuelve al lugar al que juraron matarla si regresaba

La activista por los derechos de los niños volvió a Pakistán

Por Andrea Sánchez

Malala es un ejemplo de vida, es una mujer que desde pequeña ha luchado por sus ideales y por otras mujeres. Su caso saltó al ojo mediático porque habló de lo que nadie en su país se atrevía a hablar: del derecho de las niñas a la educación.

En su documental disponible en Netflix, 'He Named Me Malala', la joven habla del día en el que los talibán la atacaron, le dispararon en el rostro poniendo su vida, y la de sus compañeras, en riesgo.

La joven ganadora del Premio Nobel regresa a su país luego de que el 2014 sufriera ese terrible atentado que casi le cuesta la vida. A través de la agencia de noticias EFE, Malala declaró:

 "Es el mejor día de mi vida. Todavía no puedo creer que estoy en Pakistán, es un sueño".

Las amenazas de muerte por parte de los grupos talibán fueron uno de los principales motivos que le impedían regresar, según declara en su documental.

A través de redes sociales Mohamed Faisal, portavoz de Exteriores paquistaní, le dio la bienvenida con un sencillo, pero emotivo mensaje.

“Pakistán da la bienvenida a Gul Makai (como se conoce también a la activista) a tu casa. Estamos orgullosos de ti”.

La agenda de la activista por los derechos de las niñas no fue revelada por motivos de seguridad. Malala se reunió con el primer ministro Shahid Khaqan Abbasi y en un mensaje para la televisión local aseguró que se trataba del "día más feliz de su vida". 

Te recomendamos en video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo