Abby Lee Miller, la mujer que tocó la gloria y ahora está en la cárcel

La historia de la instructora de baile que fue obligada a poner una pausa en su vida.

Por Jonathan López

Abby Lee Miller tocó la gloria para bajar al infierno.

La estrella del reality show 'Dance Moms', transmitido por el canal de televisión de paga Lifetime, llegó al cielo para bajar abruptamente al suelo por una acusación de fraude y evasión de impuestos.

Lo anterior después de que las autoridades en Estados Unidos la responsabilizaron de haber ocultado dinero en cuentas online, sin declarar sus ingresos.

Dichos ingresos provenían no de su primera academia de baile en Pittsburgh, Pensilvania, del que salió la pequeña Maddie Ziegler, famosa por haber incursionado como bailarina en los videos de Sia; sino que provenían de sus presentaciones y programas especiales, además de los artículos y ventas digitales que originó con su marca personal.

Las acusaciones la condenaron a 366 días en prisión, de los cuales 10 meses los pasará en un centro de internamiento federal, en el país norteamericano, para después ingresar a otro de mediana seguridad.

La noticia desplomó a Abby Lee: una cirugía de estómago que le removió el 80% del órgano y la popularidad ganada la destrozaron. Su sonrisa se apagó, su reputación y fama están en juego.

La mujer que inspiró a miles de niñas

Su historia es digna de una película: la mujer que venció todas las adversidades para convertirse en una empresaria e inspiración para niñas y mujeres.

Abby Lee forjó su imperio pidiendo 500 mil dólares prestados para comprar su primer estudio en Pensilvania, mismo que ganó popularidad por un grupo de madres y niñas que fueron televisadas en su paso por el aprendizaje del baile.

De esto queda testigo un programada de TV, 'Dance Moms', cuyas temporadas siguen siendo repetidas en la pantalla chica para dar tiempo al tiempo: esperar la salida de su estrella principal, aunque ella asegura que muy probablemente en la cárcel "no sobreviva"

"No sobreviviré"

Durante la última entrevista que concedió, una semana antes de ingresar a la cárcel en julio de 2017, Abby Lee confesó su miedo: el no sobrevivir a una celda fría, de cemento, y de ser abusada física o sexualmente.

Su rostro, cada vez que recordaba su condena, se opacaba: sus ojos llorosos protagonizaban sus facciones, mientras la voz quebrada hacía eco en el entorno.

Poco quedaba de la "maestra de hierro": la mujer implacable con sus alumnas y las madres de estas. El miedo por perder la fama y que sus colaborares le dieran una puñalada por la espalda eran más grandes.

 

"No soy una estafadora, despiadada, sí, quiero ganar limpiamente, ganar en el escenario que es lo cuenta, yo no actúo así", dijo durante una entrevista televisada.

"Yo me arrepiento de muchas decisiones que me dieron ingresos", puntualizó.

Tras la condena, el lazo de comunicación con Maddie Ziegler y el resto del elenco original de 'Dance Moms' se terminó.

Sin embargo, al ser cuestionada sobre si las extrañaba, aseguró que no: no se apega, no extraña, no depende. Aunque pide que "nunca se olviden los buenos momentos".

"No soy una mala persona, no soy malévola", Abby Lee Miller.

Te recomendamos el siguiente video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo