DS aún no ofrece detalles de posibles muertes por influenza

Hasta el momento, hay cuatro decesos que podrían esta relacionados a alguno de los tipos del virus, al tiempo que en Estados Unidos la cifra de fallecidos suma 84

Por David Cordero

El número de muertes sospechosas que podrían estar relacionadas a alguno de los tipos de virus de influenza en Puerto Rico aumentó a cuatro, uno más que la cifra reportada por el Departamento de Salud (DS) la pasada semana.

La epidemióloga del Estado, doctora Carmen Deseda, confirmó a Metro el número de sospechas, aunque dijo que no será hasta el viernes que el DS podrá ofrecer más detalles sobre los decesos.

“Lo que falta son dos o tres documentos para confirmar que son personas que tuvieron la prueba positiva, pero te adelanto que son personas del grupo de alto riesgo en edades avanzadas, sobre 70 años”, afirmó Deseda.

“Lo que falta son dos o tres documentos para confirmar que son personas que tuvieron la prueba positiva, pero te adelanto que son personas del grupo de alto riesgo en edades avanzadas, sobre 70 años”, afirmó Deseda.

La pasada semana, el DS desistió de ofrecer información sobre tres casos de muertes sospechosas y aseguró que sería el viernes pasado cuando ofrecerían detalles al respecto. Sin embargo, eso nunca sucedió.

Mientras tanto, el número de casos de influenza reportados en Puerto Rico sigue en aumento, con 2,136 nuevas infecciones durante la quinta semana del año, un aumento de 132 casos en comparación con la semana anterior.

De acuerdo al informe que cubre el periodo del 28 de enero al 3 de febrero de 2018, la región de Ponce sigue siendo la más afectada, incluyendo Adjuntas, Peñuelas, San Isabel, Coamo, Villalba y San Isabel. Rincón, Aibonito y Yabucoa también se encuentran en la lista de los municipios con mayor cantidad de casos.

Asimismo, el renglón de 5 a 9 años de edad, es el grupo poblacional que presenta mayor cantidad de infecciones con influenza, seguido del renglón de 0 a 4 años.

Si bien la cifra sigue en aumento, el DS no ha emitido una alerta epidémica, dado que en ninguno de los reportes semanales la cifra de casos reportados a sobrepasado el nivel requerido para dicha declaración. El umbral de alerta para la quinta era de 3,300 casos, según indicó el DS. Aunque el número de casos no ha sobrepasado el umbral de alerta epidémica en los reportes oficiales, durante las últimas semanas el número de infecciones sí ha sobrepasado el promedio histórico.

Durante la quinta semana, además, se registraron 61 hospitalizaciones, aunque no hay ninguna muerte oficial hasta el momento. En total, se han reportado 14,694 en la temporada 2017-2018. 

Vea: 

En Estados Unidos, los medios reportan "la peor temporada de influenza en una década", con 22 muertes infantiles más reportadas hoy, viernes, elevando el total a 84 fallecidos por causa del virus.

Según reportó USA Today, la directora en funciones de los CDC, Anne Schuchat, afirmó que la temporada de influenza está aún lejos de terminar, incluso después de 12 semanas de una inusual persistencia de costa a costa.

A nivel local, el DS aseguró que hoy ofrecería detalles sobre las muertes que investigan, junto al informe de casos reportados durante la sexta semana del año.

Protocolo de epidemia no está activado 

Dado que la cifra de casos oficiales no ha alcanzado niveles epidémicos, no se ha activado un protocolo especial con el que los hospitales y salas de emergencia deben cumplir en casos de epidemia.

“Toda persona que esté tosiendo debe estar segura de que tenga su pañuelo o papel desechable para que se pueda cubrir su boca y su nariz”, apuntó Deseda.

“No hay decreto de epidemia, por lo tanto cada hospital tiene su protocolo a seguir, pero no quiere decir que todo el que entre con una sospecha de influenza, debe ponerse una mascarilla”, añadió la epidemióloga.

Asimismo, la doctora indicó que cada hospital, de acuerdo a sus necesidades y su flujo de pacientes, establece el número de médicos, enfermeras y demás personal que estimen necesario, según su Comité de Infecciones, que es el que determina cuáles son las necesidades particulares en cada institución hospitalaria.

Síntomas relacionados con la influenza:

  • Fiebre o sentirse afiebrado/con escalofríos
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Mucosidad nasal o nariz tapada
  • Dolores musculares y corporales
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga (cansancio)
  • Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos

Evite infectarse e infectar a otros con la influenza:

  • Trate de evitar el contacto cercano con personas enfermas.
  • Si usted está enfermo y tiene una enfermedad similar a la influenza, los CDC le recomiendan que haga reposo en su hogar por al menos 24 horas posteriores a la desaparición de la fiebre, excepto para recibir cuidados de salud o por necesidades de otro tipo.
  • Mientras esté enfermo, limite el contacto con otras personas tanto como sea posible para evitar contagiarlas.
  • Cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo al toser o estornudar. Arroje el pañuelo a la basura luego de utilizarlo.
  • Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente. Si no dispone de agua y jabón, utilice desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca. Los gérmenes se diseminan de esta manera.

Recomendaciones de los CDC respecto a infantes y menores:

  • Los bebés menores de 6 meses corren un alto riesgo de presentar complicaciones graves relacionadas con la influenza pero no pueden ser vacunados. Sin embargo, usted como padre, familiar o cuidador sí puede vacunarse y evitar un contagio al bebé.
  • Manténgase alejado de personas enfermas lo más que pueda y haga lo mismo con el niño bajo su cuidado.
  • Si el niño al que cuida tiene 6 meses o más, debería recibir la vacuna contra la influenza todos los años.
  • Ciertas medidas de prevención diarias, como cubrirse la boca al toser y el lavado de manos frecuente, pueden ayudar a evitar la propagación de gérmenes.
  • Los medicamentos antivirales están disponibles para tratar la influenza en niños y adultos y estos pueden aliviar la gravedad de su enfermedad y acortar su duración. También pueden prevenir complicaciones graves por la influenza.
Loading...
Revisa el siguiente artículo