Se desliza por escalera mecánica y terminó con el peor dolor

“Mi familia piensa que soy un idiota”. Sí, lo confirmamos, es realmente un idiota.

Por Camilo Henríquez

¿Cuántas veces te terminaste arrepintiendo luego de una noche de juerga? Una, dos, diez.

Bueno, eso fue lo que le sucedió a Freddie Andrews, que luego de que se le pasara el efecto “anestesiador” del alcohol comenzó a sufrir la peor caña de su vida.

El joven de 22 años de Tonbridge, en el Reino Unido, despertó con un terrible dolor en la entrepierna, que según reconoció al Evening Standard “apenas me dejaba moverme”.

"Estaba tan borracho que no sentí nada hasta que me levanté”, reconoció.

Freddie comenzó a repasar la noche anterior, pero pronto no tuvo que esforzarse en hacer memoria, ya que un video que compartieron sus amigos por Twitter le recordó su “tontera”.

Luego de un partido de fútbol se fueron de copas y totalmente ebrio llegaron a una estación de metro. Ahí se le ocurrió la brillante idea de deslizarse entre dos escaleras mecánicas.

El resultado fue simplemente doloroso, el joven se golpea en los genitales con cuan especie de tacha de metal y luego sigue “cayendo” y choca de tal manera que termina de cabeza en la escalera que iba de subida.

“Iba más rápido de lo que pensé y cuando estaba deslizándome no pude detenerme y no tenía opción”, indicó.

Freddie dijo que cuando su familia vio el video pensaron que era un idiota, pero que luego sólo se rieron. Además, aseguró que “no se lo recomendaría a nadie”.

El tuit suma casi 10 millones de reproducciones, lleva 440 mil me gusta, 234 mil retuits y más de 6 mil comentarios.

Loading...
Revisa el siguiente artículo