Maritza Camarero está lista para seguir deleitando con sus diseños

Al igual que muchos diseñadores de moda, Camarero puso en pausa por dos meses su trabajo de diseño y confección, pero durante ese periodo su mente no dejó de crear, y su taller ya está preparado para la época navideña

Por David Cordero
La diseñadora de moda, Maritza Camarero / Suministrada
Maritza Camarero está lista para seguir deleitando con sus diseños

Los más de 15 años de exitosa carrera en la industria de la moda le han dado las herramientas a la diseñadora Maritza Camarero para ser catalogada como una de las más destacadas en Puerto Rico.

Y es que como bien dijo, solo con el pasar del tiempo y las experiencias se va desarrollando y puliendo la técnica hasta que un día la dominas y ya pasas al próximo nivel.

“A lo largo de los años he aprendido mucho”, apuntó Camarero. “Uno estudia, pero la carrera es lo que te desarrolla como diseñador, los errores que cometes y también los halagos de la gente cuando quedan satisfechos con tu trabajo. Eso es lo más que emociona a uno y lo que le da fuerza a uno para continuar en la carrera”, añadió.

“Mi estilo es elegante y con un toque de modernidad, líneas sencillas, un toque de sensualidad para una mujer segura, una mujer decidida", aifrmó Maritza Camarero, diseñadora de moda.

Maritza se describe como una mujer fuerte, atractiva, divertida, y sin miedo, cualidades que se reflejan en sus diseños. / Suministrada Maritza se describe como una mujer fuerte, atractiva, divertida, y sin miedo, cualidades que se reflejan en sus diseños. / Suministrada

Camareno comenzó su experiencia en diseño y costura a la corta edad de cuatro años, haciendo vestidos para sus muñecas, inspirada por su madre, una modista de alta costura. La diseñadora recordó cómo hacía   sus propios patrones de papel de periódico, y a los 9 años de edad, mientras otras niñas jugaban, ella estaba diseñando y haciendo ropa para ella y su hermana usando la máquina de coser de su madre.

A finales de la década del noventa, Maritza se traslada a Nueva York y comienza sus estudios de moda en el Fashion Institute of Technology, donde se graduó con un grado asociado en Diseño de Moda. Llena de sueños, la joven diseñadora alcanzó una posición como empleada independiente en una de las firmas de moda de prestigio en Nueva York, Chaps Ralph Lauren de Warnaco Inc. Allí ganó experiencia, que la inspiró a realizar su sueño de crear su propio negocio en su país.

“Realmente, lo que quería trabajar era ropa de mujer, que era lo que me apasionaba”, explicó.

En 2001, Camareno regresó a Puerto Rico y comenzó de inmediato a trabajar en su colección prêt-à-porter para crear su propio sello, dándose a conocer en boutiques locales. Desde 2002 hasta el presente, su línea de ropa Maritza Camareno, está establecida en Nativa Boutique.

Muchas mujeres han elegido a Maritza como su diseñadora y han confiado en su gusto y en la calidad de cada una de sus piezas. Camarero ha vestido a figuras como Melissa Guzmán, la esposa del boxeador Miguel Cotto, así como también a la presentadora Jackeline Fontánez y otras grandes figuras del medio artístico y empresarias tanto de la Isla como del ámbito internacional.

“Una de las cosas en las que más enfatizo es en el entalle. Procuro que la pieza quede entallada al cuerpo de la cliente y eso es una de las cosas que más le alegra a la persona, ver que algo le sienta correctamente”, aseguró.

Camarero se inspira en la mujer real, segura de sí misma, que ama la elegancia y la modernidad. Expresó que es muy experimental y no tiene miedo en crear líneas que amolden la silueta femenina. Su conocimiento técnico del ajuste apropiado de una prenda de vestir y el diseño, combinado con sus capacidades creativas innatas, da como resultado una línea sin esfuerzo y fácil de llevar que reflejan el tipo de mujer que es ella misma; fuerte, atractiva, divertida y sin miedo, según describió.

María es otro reto superado

Como a la mayoría del resto de las industrias, la del diseño y confección de moda también se ha visto duramente afectada por la crisis posterior al paso del huracán María. No obstante, poco ya comienza a levantarse.

“El huracán nos dio un golpe duro. La falta de electricidad en muchos de los talleres, a los colegas, nos ha tocado fuerte porque era algo que no esperábamos, pero esto no va a ser algo que va a detener a uno. Al contrario, en los momentos difíciles es cuando surge la creatividad y la inventiva para uno seguir desarrollándose”, expresó.

Camarero relató que estuvo casi dos meses sin poder trabajar por la falta de energía eléctrica. “En ese lapso de tiempo surgen ideas. No es que la mente se quede sin desarrollar nuevos estilos”, dijo la diseñadora.

Pero una vez restablecido el servicio, el taller de Camarero en Guaynabo ya está listo para recibir a las clientas, especialmente durante la esperada época navideña.

“Las clientas siguen procurando, llamando y más ahora que se acerca la Navidad, desde que comencé nuevamente luego del huracán a trabajar, no he parado”, apuntó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo