Dan gracias por la vida y por estar saludables

Miembros del colectivo los Caminantes de Plaza y las Patitas Calientes revelan a Metro sus motivos para dar gracias   

Por Metro Puerto Rico
Dan gracias por la vida y por estar saludables

Puerto Rico observa este jueves el Día de Acción de Gracias en un contexto muy particular. El paso hace dos meses por la isla del huracán María cambió lo que es la normalidad para los puertorriqueños, pero aún así muchos darán gracias por la vida y por muchas cosas más. Metro visitó un espacio de encuentro para los boricuas en el centro comercial Plaza Las Américas para auscultar por qué darán gracias en este 2017.

Los Caminantes de Plaza y el grupo de Patitas Calientes de la aseguradora compartieron desde el Pabellón Recárgate cómo reciben este Día de Acción de Gracias.

Prieto José Ángel Prieto - Foto Dennis A. Jones

“Tengo muchos motivos para darle gracias a Dios por estar vivo y por este espacio para ejercitarme y caminar. Es la manera de mantener la mente y el cuerpo activo”, compartió  José Ángel Prieto, de 85 años, uno de los fundadores de los Caminantes de Plaza.

Prieto comenzó a caminar hace 23 años, desde el inicio del programa en el centro comercial en 1994. 

Y es que para ellos el ejercicio ha sido su mejor medicina. 

“Después de este huracán (María), las pérdidas económicas  se reponen, lo importante es la salud. Gracias a Dios que tenemos esta familia extendida. Somos más de 300 caminantes y nos reunimos tres veces en semana para caminar y hacer ejercicios. Esto es como un oasis”, manifestó.

Ahora también cuentan con el espacio para reunirse con los miembros de lo que consideran “una gran familia”.

Ayer Lucila Ocasio, de 87 años y afiliada de MMM, visitó el pabellón mientras su hermana se encontraba en una cita médica.

VIEJO José Luis González Otero - Foto Dennis A. Jones

“Doy gracias a Dios, nuestro Señor, por tener un hogar y una familia que se preocupa por nuestro bienestar”, expresó.

Recárgate, de MMM, le gustó porque le permitió relajarse y por ser “un lugar bonito”.

 Del mismo modo, José Luis González Otero, de 86 años, a quien le encanta bailar, dijo que agradece el espacio “porque disfruto grandemente”.

“Primero, doy gracias todos los días porque estoy respirando y porque tengo vida. Me siento muy feliz. Todos los días bajo y subo 114 escalones porque vivo en un piso 8 y no tengo luz, pero estoy tranquilo, con mucha paz y con mucho amor. Me encanta estar aquí disfrutando”, expresó entusiasmado el vegalteño, a quien le encanta la meditación. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo