Cómo preservar los medicamentos ante el paso de un huracán

Productos como la insulina deben mantenerse lo más frío posible

Por Metro Puerto Rico

Ante el paso del huracán Irma, que ya alcanzó categoría 5 con vientos sostenidos de 180 millas por hora (mph), la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), recordó a los consumidores tomar precauciones respecto a los suministros médicos para consumo propio y para sus mascotas durante y después de las lluvias, posibles inundaciones y cortes de energía eléctrica que podría causar el fenómeno meteorológico.

La agencia también recordó a los consumidores que es importante tener un plan activo para tomar sus medicamentos y usar suministros médicos en casos de emergencia tanto para personas como animales. De acuerdo a la FDA, esto es importante especialmente para aquellas personas con problemas de salud, especialmente si hay cortes de energía eléctrica.

En general, la FDA recomienda a los consumidores lo siguiente:

Medicamentos expuestos al agua

  • En caso que no se pueda encontrar un reemplazo para los medicamentos importantes que pueden salvar vidas y que hayan sido expuestos al agua, fíjese en lo siguiente. Si el envase está contaminado pero los contenidos parecen no haber sido afectados – las pastillas están secas –  pueden ser usadas hasta que se obtenga un reemplazo. Sin embargo, si la pastilla está húmeda, ya está contaminada y debe eliminarse.
  • Otros medicamentos (píldoras, jarabes, soluciones para inyecciones, inhaladores, medicamentos para la piel) se deben eliminar si han estado en contacto con la inundación o agua contaminada, incluso si están en sus envases originales. Lo ideal sería descartar todas las cápsulas, tabletas y líquidos que contienen tapas roscas, tapas a presión o goteros, si es que están contaminados. Además, los medicamentos que han sido colocados en otros envases deben eliminarse si han estado en contacto con la inundación o agua contaminada.
  • Para más información, consulte: Uso seguro de los medicamentos después de un desastre natural.

Conservación de la insulina y cambio de productos durante una emergencia

  • Como regla general, la insulina pierde su potencia según la temperatura a la que está expuesta y por cuánto tiempo. En casos de emergencia, usted podría necesitar usar insulina que ha estado almacenada a más de 86 °F. Estas temperaturas extremas pueden causar que la insulina pierda potencia y que se pierda el control de la glucosa de la sangre con el paso de las horas.
  • En cualquier caso, usted debe conservar la insulina tan fría como sea posible. Trate de conservar la insulina lejos del calor directo y la luz solar y si usted usa hielo, evite que la insulina se congele.
  • Cuando ya haya disponible insulina debidamente conservada, deseche las ampollas de insulina que han estado expuestas a estas condiciones extremas y remplácelas.
  • Para más información, consulte: Información sobre conservación de la insulina y cambio de productos durante una emergencia.

Dispositivos médicos

  • Si usa dispositivos o aparatos médicos que le ayudan a vivir o al funcionamiento de órganos vitales y que funcionan con electricidad, usted debe comunicarse con su proveedor de cuidado de la salud para saber cómo mantener la poder eléctrico de estos dispositivos en caso de corte de energía eléctrica.
  • Mantenga limpios y secos sus dispositivos y suministros. Si es posible, avise a la autoridad local de salud pública para solicitar una evacuación antes de que comience a empotrar el clima o las condiciones ambientales.
  • Para más información, consulte: Consejos para los dispositivos médicos durante desastres de huracanes de la FDA.

Vacunas, sangre, fluidos biológicos

  • Si se corta la electricidad, tome nota del tiempo y mantenga los refrigeradores y congeladores cerrados todo el tiempo que sea posible.
  • Cuando se restaure el servicio de electricidad, si es posible, determine la temperatura del refrigerador o congelador antes de que vuelva a enfriarse.
  • Si no se restaura el servicio de electricidad, considere remover el producto del refrigerador o el congelador y guárdelos con hielo normal o hielo seco en un envase apropiado.
  • Si entra en contacto con el agua de la inundación, el producto debe considerarse contaminado y no se debe usar.
Loading...
Revisa el siguiente artículo