Apoyan que flor de cannabis siga en el mercado

Activistas a favor del cannabis medicinal temen que, en el proceso de enmiendas del Proyecto del Senado 340, que en los próximos días podría ser llevado a votación, se prohíba el acceso a la llamada moña de la planta

Apoyan que flor de cannabis siga en el mercado

Quienes apoyan el uso de la flor del cannabis medicinal para tratar afecciones de salud han redoblado sus esfuerzos para que el Proyecto del Senado 340, que crearía un marco regulatorio de este fármaco en la isla, permita que se continúe dispensando el producto en esta modalidad. Y es que temen que en algún momento del proceso legislativo la medida sufra enmiendas que prohíban el acceso a lo que comúnmente se conoce como la moña de la planta.

A estos fines, la Asociación de Cannabis Medicinal de Puerto Rico creó una página en el portal Change.org para que los legisladores —que aún evalúan la pieza— tomen en consideración la opinión de la ciudadanía.

Según el representante Luis Vega Ramos, quien pertenece a la Comisión de lo Jurídico, responsable de analizar la pieza en la Cámara de Representantes, el proyecto está en consideración del Senado, y en los próximos días se espera que la Cámara baja evalúe las enmiendas que dicho cuerpo incluya.

De acuerdo con Ingrid Schmidt, presidenta de la asociación, su interés es que tanto los políticos como la sociedad conozcan los beneficios y posibilidades del acceso a la flor del cannabis.

“Múltiples estudios demuestran que, al manufacturar la flor, le quitas una parte importante de sus propiedades medicinales”, explicó Schmidt.

De acuerdo con Alberto Rivera, médico especialista en manejo de dolor y quien está certificado para recomendar cannabis medicinal, la flor tiene componentes que ayudan a disminuir la presión sanguínea, el colesterol y que aportan a desacelerar los efectos de osteoartritis y alzhéimer. Además, tiene elementos medicinales que apoyan la memoria, la relajación, entre otros.

Por otra parte, Schmidt argumentó que prohibir el acceso a la flor reduciría la posibilidad para que Puerto Rico se convierta en un epicentro de investigación de cannabis.

“Puerto Rico está en un momento de oro para poder convertirse en una plataforma mundial de investigación. Tenemos los profesionales, tenemos la infraestructura, pero, si limitas la manera básica del consumo de la flor, pues entonces vas a tener una investigación inconclusa”, argumentó.

Igualmente, para el doctor Rivera, utilizar la flor de cannabis para la investigación es una herramienta más que ayudaría a establecer cómo la planta beneficia al ser humano. Hay posibilidad, según el galeno, de que la llamada moña arroje en los laboratorios aspectos distintos al medicamento ya procesado.

Schmidt añadió que en el país “desde hace años” existe una red de pacientes de cannabis medicinal que utilizan la flor, pero acceden a esta a través del mercado ilícito. Se estima, dijo, que hay más de 50,000 personas usando el producto de esta manera.

“Si tienes una forma de darle una plataforma digna para conseguir sus medicamentos sin tener que estar recurriendo a actos ilegales y a la misma vez aportar a las arcas del Gobierno, ¿por qué se las vas a quitar?”, concluyó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo