Ser forever alone en San Valentín es cool

No, estar sin pareja no es algo patético.

Por Metro World News
Ser forever alone en San Valentín es cool

Por: Luz Lancheros

En 1962, Helen Gurley Brown lanzó un libro a todas luces revolucionario, El sexo y la chica soltera. Escribía lo que muchas mujeres hicieron por años (como los hombres): tener varias parejas sexuales antes del matrimonio y gozar de su vida íntima. Por supuesto, el texto fue un bestseller  y valió que Gurley Brown hiciera de la revista Cosmopolitan, una de las publicaciones abanderadas en cuanto a la libertad sexual de las mujeres y su soltería.

Décadas después, Carrie Bradshaw y compañía, creadas por Candace Bushnell en Sex and the City, mostraban cómo las solteras y solteros, de cara al nuevo milenio, podían vivir con comodidad económica, sin preocupaciones y buscando nuevos caminos. Claro que esos principios quedaron traicionados al casi  todas las chicas conseguir al “amor de su vida”, siendo Samantha Jones el raro espécimen que adoraba seguir soltera a los 50 porque sencillamente se amaba más a sí misma.

Pero desde ahí, nada: infinitas producciones culturales muestran lo “patético” que es estar soltero, siendo un gran logro conseguir a alguien que te ame o casarte. Y qué mejor que mostrar el trofeo  en San Valentín. Incluso, con el advenimiento de los memes en 2010, la figura del dibujante Rage Boy, llamada Forever Alone, fue adjudicada a los sujetos que no solo eran torpes socialmente, sino que no podían conseguir pareja. Y, como cada año, el Forever Alone es objeto de burlas en una fecha que es meramente simbólica y comercial. ¿Todo un retroceso antes de las épocas revolucionarias de los 60, pero con iPhones? Tal vez.

“San Valentín debería ser el espacio para celebrarnos a nosotros mismos, como lo deberíamos hacer cada día, no solo por una fecha comercial. Esto es un estado de descubrimiento personal y de absoluta libertad de conocer  y de sorprenderse con las conexiones que podemos generar. Para algunos es una situación complicada, pues el tiempo de la soltería se ha extendido más de lo deseado. La cultura popular ha encontrado en ello un motivo de ironía con el forever alone, y con ello  las celebraciones del amor de pareja se hacen tortuosas, pues nos recuerdan la asociación de soltería con soledad, y con una soledad que no soportamos porque es eterna. Y esta asociación es ilusoria, porque aún en la soltería es posible aprender a amarse. Solos, pero nunca desolados”, explica Álvaro Bonilla, NAXOS psicólogo y fundador del blog latinoamericano El arte de
la seducción
.

Loading...
Revisa el siguiente artículo