Aseguran dinero del cannabis puede depositarse en bancos

Expertos en instituciones financieras y en instituciones federales aseguraron que es posible depositar en bancos y cooperativas el dinero producto del cannabis.

Aseguran dinero del cannabis puede depositarse en bancos

Depositar el dinero producto de la industria del cannabis medicinal en los bancos y cooperativas del país no debería ser un dolor de cabeza para estas instituciones.

Aunque la planta de la marihuana procesada para fines medicinales regulados sigue siendo considerada una droga ilegal para el Gobierno federal, hay ciertos parámetros que permiten la bancarización del dinero.

El exasistente del director de la Red de Control de Crímenes Financieros (FinCen, por sus siglas en inglés), Tom Fleming, y el experto en asuntos bancarios y lavado de dinero, Robert Casares, coincidieron en que las especificaciones del Departamento de Justicia federal y del mismo Departamento del Tesoro son posibles de ejecutar. De hecho, ambos son parte de la compañía consultora Link to Banking.

La declaración de FinCen establece que la institución bancaria que asuma manejar el dinero relacionado con el negocio del cannabis tiene que primero velar por que se cumplan los ocho lineamientos de seguridad pública de Justicia federal, conocida como el Cole Memo, más en cada transacción radicar un reporte de actividad sospechosa (SAR, por sus siglas en inglés) y mantener un monitoreo constante del cumplimiento de los clientes cuyos ingresos sean del negocio del cannabis.

Basándose en esto, la Red de Control de Crímenes Financieros (FinCen, por sus siglas en inglés), una agencia del Departamento del Tesoro federal que trabaja para prevenir el lavado de dinero, en febrero de 2014 adoptó la postura de Justicia federal y aclaró los requerimientos que aplican a las instituciones bancarias.

En reportajes previos de Metro, los directivos de la Corporación Pública para Supervisión y Seguro de Cooperativas de Puerto Rico (COSSEC) y de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF) levantaron bandera sobre las implicaciones de tales depósitos y reconocieron que las guías que estableció el Gobierno federal son rigurosas.

“Hay una falta de conocimiento. Los de la industria del cannabis no interpretaron bien el documento”, sostuvo Fleming en una conferencia educativa a representantes de cooperativas y bancos de la isla llevada a cabo ayer en Bayamón.

Actualmente, en Estados Unidos, las grandes cantidades de dinero en efectivo que se maneja con este tipo de negocio ha obligado a que se habiliten bóvedas o cajas fuertes para asegurar los ingresos. A juicio de Casares, esto representa un problema de seguridad.

“Es un asunto de seguridad el hecho de que se manejen grandes cantidades de dinero en efectivo. Por eso creemos que los bancos deben tener las herramientas para aceptar este dinero para que el efectivo no esté seguro”, indicó Casares en entrevista con Metro.

“La guías (de Justicia y de FinCen) ofrecen los pasos para archivar los SAR. Es el proceso para dejarle saber el cumplimiento de la información de quienes están legítimamente cumpliendo”, precisó, por su parte, Fleming a este diario, al tiempo que dijo que los reportes son parte del ejercicio bancario con otras situaciones.

Tanto Casares como Fleming manifestaron que un sistema electrónico para cumplir con los SAR puede reducir las auditorías en bancos y cooperativas en comparación con el que se hace a mano, la manera tradicional.

También Casares comentó que, si las instituciones bancarias y las cooperativas se ajustan a herramientas electrónicas, no tendrán que necesariamente ampliar sus recursos humanos y podrán ofrecer más productos de cuentas bancarias a los del negocio del cannabis medicinal.

“Es un asunto de seguridad el hecho de que se manejen grandes cantidades de dinero en efectivo. Por eso creemos que los bancos deben tener las herramientas para aceptar este dinero para que el efectivo esté seguro”, afirmó Casares.

Loading...
Revisa el siguiente artículo