Crean jardín que atrapa y filtra el agua de la lluvia y elimina contaminantes

Por Inter News Service

Con una innovadora técnica para la conservación del agua, empleados y voluntarios de MillerCoors crearon una alianza con el Programa del Estuario de la Bahía de San Juan para crear un jardín pluvial en la Laguna del Condado.

El esfuerzo, realizado bajo el programa de “Water Stewardship”, es importante en la restauración del ecosistema de la Bahía de San Juan.

El jardín de lluvia es una infraestructura verde utilizada para mejorar el manejo de las aguas pluviales en las zonas urbanas. Atrapan y filtran el agua de lluvia en el suelo antes de que llegue a un cuerpo de agua; ayuda a eliminar contaminantes, incluyendo fertilizantes, pesticidas, aceites, metales pesados u otros químicos que el agua de lluvia arrastra de las azoteas o del pavimento.

La intención del Estuario y MillerCoors con el jardín pluvial es aumentar la cantidad de agua de lluvia que se percola en el sitio, disminuyendo las aportaciones de agua de las superficies impermeables (pavimentos, construcciones, etc.) que pudieran provocar inundaciones urbanas por sobrecargas en los sistemas de infraestructura pluvial.

Otro de sus beneficios es que se aporta al hábitat para ciertas especies de plantas y animales, mientras mejora el valor estético del lugar.

Decenas de voluntarios se involucraron en el proceso de crear el jardín que consistió de varios pasos, como prueba de percolación para determinar la capacidad de infiltración de agua del suelo existente, excavación de cinco pulgadas de profundidad y ocho pulgadas de largo para remover parte del terreno y preparación del suelo con tierra, arena y composta.

Además de siembra de sobre 60 plantas de Panpa Grass, Grey Mangroove y Lengua de Vaca y la instalación de barreras (piedras o rejillas) que evitan la retención del agua por el suelo y así impedir el posible desarrollo de larvas de mosquitos.

“Este proyecto es un excelente ejemplo de cómo podemos contribuir al medio ambiente. Es nuestro séptimo año consecutivo colaborando con el Programa del Estuario de la Bahía de San Juan en la conservación del agua. Nos sentimos muy afortunados de poder aportar a la causa ambiental de Puerto Rico a través del jardín pluvial junto a los beneficios sociales y naturales para la comunidad”, indicó Melissa Maysonet-Andújar, gerente de recursos humanos de MillerCoors.

Durante el evento, también se realizaron otras actividades a favor del medio ambiente, como recogido de basura, métricas ecológicas, micro-plásticos de arena, siembra de mangles y monitoreo de calidad de agua en las áreas adyacentes de la Laguna.

Como parte de la actividad, MillerCoors entregó un donativo de cuatro mil dólares al Estuario para continuar apoyando su trabajo de conservación.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo