Edd Aponte entrelaza el diseño de moda con el arquitectónico

Por David Cordero @David_cmercado

De arquitecto a diseñador de moda. En primera instancia aparenta ser un salto entre dos profesiones totalmente distintas, pero, luego de una buena conversación con el novel diseñador Edd Aponte, tu impresión puede cambiar.

“Desde pequeño, siempre me gustaba mucho dibujar, me gustaba inventar cosas, jugar con legos, hacía casitas, era bien creativo”, relató Aponte, uno de los finalistas de la competencia Revelación moda, que llegará a su fin este sábado.

Su talento lo llevó a convertirse en arquitecto. Sin embargo, las cosas no marchaban del todo bien en las firmas de arquitectura del país y una inesperada oportunidad se le presentó a Aponte en el camino.

“Casualmente, después de graduarme, me llaman para hacer unos vestidos para una niña que estaba en un certamen y uno de los vestidos era un reto con material reciclable. Hago el vestido y la nena queda primer lugar. Entonces, siguieron llamándome”, relató el diseñador de 29 años en entrevista con Metro.

En adelante, su paso ha sido contundente en el campo de la moda. Estudió diseño en Centro Moda, la escuela de la reconocida diseñadora puertorriqueña Lisa Thon. Luego de graduarse y recibir la medalla All around–que se otorga al estudiante destacado en dibujo, confección y patrones–, fue seleccionado por la propia Thon como egresado destacado de la escuela y en mayo presentó dos piezas en San Juan Moda, como parte del selecto grupo grupo de exalumnos que conformó la colección Porcelana, por los 20 años de Centro Moda.

Dentro de Revelación moda, el novel diseñador ha sido el ganador de varios retos, como el que consistía en crear una pieza inspirada en una década pasada —1960, en el caso de Aponte—. También ganó en el reto de diseño de ropa para una niña y su mascota, y tan cercano como el pasado sábado —en la semifinal— ganó el reto de crear dos piezas de vestir inspiradas en la reconocida marca Rimmel London.

“De Revelación Moda me llevo excelentes compañeros y amistades, diseñadores noveles dentro de la industria, me llevo nuevos conocimientos sobretodo con Carlota (Alfaro). Siempre en las mentorías uno aprende”, aseguró, añadiendo que poder confeccionar una pieza en el mínimo de tiempo y lograr que quede bien confeccionada es una de las grandes enseñazas que se lleva de Revelación moda.

Luego de la competencia, Aponte se enfocará en abrir su propio atelier donde pueda recibir a sus clientes, aunque por el momento toda su energía es dirigida al último reto de Revelación moda, que puede convertirlo en el ganador de la segunda temporada del reality show.

“En los retos busco tener una buena confección, buen corte y un buen entalle. Siempre intento llevar un estilo más arquitectónico. Me gusta mezclar lo clásico y lo moderno, creando piezas que conjuguen formas y texturas con detalles que las hagan únicas”, destacó el finalista de la competencia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo