Obama pide a boricuas que tomen con seriedad los riesgos del zika

Desde que se detectó el primer caso de zika en Puerto Rico, en diciembre pasado, se han registrado un total de 7,296 casos de contagio.

Por EFE @EFEnoticias

El presidente estadounidense, Barack Obama, pidió a los puertorriqueños que tomen con seriedad el riesgo del virus del zika, mientras aumentan los casos y se decide qué insecticida se utiliza para frenar la expansión en la isla.

“El virus se encuentra presente en casi toda la isla. Miles de personas ya están infectadas y se está extendiendo rápidamente a través de los mosquitos y el contacto sexual”, alertó Obama en un mensaje en vídeo de casi dos minutos de duración.

Desde que se detectó el primer caso de zika en Puerto Rico, en diciembre pasado, se han registrado un total de 7,296 casos de contagio, lo que ha situado al territorio caribeño como epicentro del virus, que se transmite a través del mosquito Aedes aegypti, el mismo que carga el dengue y el chikunguña.

“Es importante recordar que la mayoría de la gente solo tendrá leves síntomas y algunos ni sabrán que han tenido zika”, sostuvo Obama sobre los síntomas que genera el virus, como son sarpullidos, dolor en las articulaciones, fiebre y conjuntivitis sin secreción.

Debido a los miles de casos de zika que se han reportado en Puerto Rico, y los que se teme que han pasado inadvertidos, el Departamento local de Salud declaró una situación de emergencia sanitaria y el Gobierno de EE.UU. otorgó fondos para combatir el virus.

El Gobierno puertorriqueño, por su parte, tiene previsto fumigar varias partes de la isla caribeña con el insecticida Bti, que las autoridades proponen como alternativa al naled, para combatir la expansión del mosquito que transmite el zika.

Obama enfatizó además que la clave para prevenir ser contagiado con el virus es tomar medidas preventivas, tales como usar repelente y eliminar el agua estancada para que los mosquitos no puedan depositar sus huevos.

El zika no es, por lo general, una enfermedad mortal, pero su presencia en mujeres embarazadas durante los primeros tres meses de gestación se ha vinculado con casos de microcefalia en sus hijos y otros problemas congénitos graves.

“Las mujeres embarazadas y las que planifican quedarse corren un riesgo mayor de desarrollar complicaciones más graves, lo que incluye bebés que nacen con defectos congénitos graves y trastornos neurológicos”, dijo Obama.

“Pero no solamente las mujeres embarazadas pueden parar esta enfermedad. Si vamos a proteger a la próxima generación de puertorriqueños necesitamos que todo el mundo entre en acción”, añadió Obama, quien para mayor información sobre el virus recomendó acceder a la página oficial del CDC, cdc.gov/español.

Obama envió ante la situación a San Juan a la secretaria de Salud federal, Sylvia Mathews Burwell, y al director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), Tom Frieden.

“No se equivoquen, la amenaza del zika es real. Por eso me lo tomo tan en serio como presidente y por eso ustedes tienen que tomárselo también en serio. Sé que si todos hacemos nuestra parte juntos podemos proteger a nuestras familias, comunidades y los hijos de Puerto Rico que amamos”, concluyó Obama en el mensaje.

Por su parte, el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, agradeció a Obama el mensaje, que describió como “una respuesta acertada” en solicitud de colaboración a Burwell, y a otros miembros de su administración norteamericana “para que nos brinden apoyo en controlar la propagación de este virus”.

García Padilla dijo que desde que se detectó el primer caso de zika en Puerto Rico su administración “ha encaminado un plan de acción contra el virus”, el cual ha aunado esfuerzos con agencias federales y que incluye orientación, distribución de material educativo y productos para evitar el contagio.
Lamentó, no obstante, que pese a estos esfuerzos “los casos han continuado aumentando aceleradamente, haciendo imperativo iniciativas más agresivas”.

“El zika representa una amenaza real para la salud pública de nuestro país, específicamente para las mujeres embarazadas y sus fetos”, subrayó el gobernador puertorriqueño.

Loading...
Revisa el siguiente artículo