Olimpiadas nutricionales por el bienestar de las personas

Estudiantes del RCM validan conocimientos

Por David Cordero @David_cmercado

Todo estudiante puede ser muy talentoso y capaz de memorizar muchos datos. Pero entre la teoría y la práctica hay una gran diferencia. Y es que en la segunda es donde realmente se demuestra todo el conocimiento aprendido.  

Por eso el profesor Emmanuel Díaz, de la Escuela de Enfermería del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), decidió poner en marcha una novel estrategia para asegurarse de que sus estudiantes hubieran aprendido todo lo necesario dentro de un curso especializado en nutrición, a partir de distintas condiciones o enfermedades que puede padecer un ser humano.

Así nacieron las Olimpiadas Nutricionales, un evento académico que consistió en que un grupo de estudiantes visitara un supermercado y dentro de un tiempo determinado seleccionara la dieta correcta para un paciente de alguna de las condiciones estudiadas en clase.

“La experiencia fue una que cumplió con los objetivos de las olimpiadas, que los estudiantes pudieran poner en práctica el conocimiento aprendido durante el curso. Los estudiantes expresaron al final de cada sesión que finalmente tuvieron la oportunidad de implementar todo lo que aprendieron, que se sintieron que estaban verdaderamente haciendo una intervención real. Pudieron aclarar ciertas dudas que quedaron y adquirir un conocimiento permanente en cuanto a lo que es la nutrición de un ser humano”, explicó el profesor a Metro.

En la actividad participaron alrededor de 100 estudiantes de bachillerato en Enfermería, divididos en grupos de cuatro personas. La cadena de supermercados Plaza Loíza colaboró en el proyecto. Una vez en el supermercado, los estudiantes debieron seleccionar una de las condiciones previamente estudiadas en clase. El listado incluyó enfermedades cardiacas, cáncer, obesidad, fallo renal, diabetes y Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH). El grupo luego procedió a buscar por las facilidades del supermercado los productos alimentarios necesarios para la confección de una dieta saludable de acuerdo a la condición de salud seleccionada.

Luego de 20 minutos de búsqueda de alimentos, los estudiantes debieron explicar al profesor la dieta recomendada, los detalles nutritivos y los productos seleccionados partiendo de la condición de salud y realidad económica del paciente hipotético.

“Ellos tuvieron que hacer análisis crítico. Escogieron un perfil al azar de las condiciones discutidas y se reunieron en grupos para decidir qué dieta era favorable para ese paciente, dependiendo de si se trataba del desayuno, el almuerzo o la cena. Todos completaron la dieta dentro del tiempo indicado”, indicó Díaz.  

Loading...
Revisa el siguiente artículo