Lanzan ID para personas con enfermedades inflamatorias del intestino

Día Mundial | Invitan a vestir de violeta mañana para concienciar sobre este tipo de condiciones

Por David Cordero @David_cmercado

Las Enfermedades Inflamatorias del Intestino (EII), como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, no tienen causa ni cura. Este tipo de condiciones, sin embargo, son tratables médicamente y un diagnóstico temprano puede reducir considerablemente los síntomas y las consecuencias más graves.

Así lo explicó hoy la doctora Esther Torres, directora del Centro para Enfermedades Inflamatorias del Intestino del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

“La colitis ulcerosa es una enfermedad que envuelve solamente el intestino grueso en su parte más superficial y la enfermedad de Crohn –que es una enfermedad mucho más abarcadora, puede afectar todo el sistema, desde el ano hasta la boca y conlleva complicaciones adicionales”, indicó Torres.

El síntoma más común de la colitis ulcerosa es diarrea con sangre, dolor abdominal severo y que no se alivia. Respecto a la enfermedad de Crohn, la pérdida de peso, fiebre, pérdida de apetito y en los niños, retardo o falta de crecimiento son los síntomas más comunes.

“Estas enfermedades son sistémicas. No solamente se pueden reflejar en los intestinos, sino también en otros órganos que incluyen más frecuentemente dolores en las coyunturas y artritis franca, lesiones en la piel, inflamación en los ojos e incluso hasta enfermedad de hígado crónica”, explicó la doctora. 

Para crear conciencia sobre las EII, tanto el Centro como el RCM y el gobierno de Puerto Rico, extienden una invitación a vestir mañana utilizando el color violeta, como parte de las iniciativas en el Día Mundial de las EII. Además, el edificio del RCM y el Capitolio también se iluminarán de violeta.

Un estudio realizado por el Centro en 2005 refleja que 38 de cada 100 mil personas padece algún tipo de EII en Puerto Rico. “Como estas no son enfermedades reportables no hay un sistema de recopilación de información generalizado. Eso funciona en lugares donde la medicina es de un solo proveedor”, explicó Torres.

“Cuando hicimos este estudio fuimos a una de las aseguradoras que en ese momento tenía toda la reforma más los asegurados comerciales porque eran representantes de toda la isla completa, de todos niveles socioeconómicos y todas las edades. Hemos estado solicitando a la misma por las mismas razones que repitamos el estudio con datos quizás para el 2014, añadió. 

No obstante, la doctora aseguró que el diagnóstico de casos va en constante aumente, de acuerdo a varios estudios y registros que citó. Uno del Departamento de Cirugía de Centro Médico, indica que en el 1966, se  operaron 15 personas por cada 100 mil debido a EII, pero entre 2002 y 2008,  se operaron 125 por cada 100 mil.

Por otro lado, entre 2010 y 2012 se registraron en el Hospital Universitario 173 operaciones para enfermedad de Crohn. El Centro de la UPR, por su lado, tiene 1,200 casos registrados y aproximadamente 175 admisiones por año al hospital.

Vemos pacientes nuevos todas las semanas y pacientes bien enfermos”, puntualizó la doctora. Torres dijo que la literatura médica mundial indica que entre los 15 y 35 años de edad es el periodo de mayor prevalencia, “en pleno desarrollo personal y profesional”, añadió.

Para pacientes con algún tipo de EII, la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés), provee una identificación especial que le facilita a este tipo de pacientes acceso a baños en lugares públicos y privados en caso de algún tipo de emergencia sanitaria. Esa identificación provee para que una persona no tenga que, por ejemplo, hacer una larga fila o que se le permita utilizar un baño de empleados y cobija a personas con la enfermedad de Crohn, Colitis Ulcerosa o una ostomía.

En Puerto Rico, sin embargo, dicha tarjeta no había sido lanzada hasta el día de hoy, luego de que la doctora Torres presentara el formato de la identificación que debe estar disponible a partir del mes de junio. La tarjeta podrá ser otorgada por gastroenterólogos y deberá incluir el nombre del paciente y el número de licencia del médico especialista.

“Todos los que estamos trabajando con las EII queremos llevar el mensaje de que hay que educar, hay que crear conciencia y que hay que ofrecerle a estos pacientes la oportunidad de que tengan una vida no sólo saludable en términos físicos, sino saludable en todo el sentido social”, concluyó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo