Actividad física: la clave para prevenir la obesidad

Experto en Kinesiología explica cómo los profesionales de su área pueden ayudar a controlar una enfermedad

Por Metro.PR

La actividad física podría ser la alternativa preventiva más adecuada para evitar en la obesidad infantil. Así lo establece  El director de la carrera de Kinesiología de la Universidad San Sebastián, sede Santiago, Cristián Contador, quien sostiene que el sedentarismo y por los hábitos alimenticios, es decir, comemos mal y nos movemos poco, son las causas de estos padecimientos.
 
El académico plantea que si bien existen especialidades que contribuyen a atacar el problema, como la nutrición y la dietética, apunta que su disciplina es fundamental en la prevención de esta enfermedad. “La Kinesiología como definición, es la ciencia que estudia el movimiento humano y desde esa perspectiva podemos trabajar con el entrenamiento. Es que el ejercicio es el “fármaco” más importante en la prevención y tratamiento de la totalidad de enfermedades crónicas que existen, no solo de la obesidad, sino también de la diabetes, la hipertensión, el síndrome metabólico, infartos, depresión o el estrés”.
 
“Si hay un “fármaco” que puede actuar sobre todas ellas, ese se llama ejercicio y los kinesiólogos proponemos –como expertos en el movimiento– ser capaces de utilizar esa herramienta en nuestros niños, en nuestros adultos, en la mujer embarazada, en toda esa línea del ciclo vital como elemento terapéutico”, agrega.
 
Cristián Contador detalla que “nosotros proponemos que el ciclo vital desde la gestación hasta los últimos años, tiene un mínimo común, que es la funcionalidad, en la que es básica el ejercicio. Hoy estamos desaprovechando la oportunidad de trabajar con la mujer embarazada, pues el 60 % de ellas, que están en control en nuestros servicios de salud, presentan sobrepeso u obesidad. La obesidad como patología se crea intrauterinamente y por eso necesitamos actuar sobre ellas, para que nuestros niños en gestación tengan el estímulo de la actividad física desde los primeros años de vida. Generalmente se cree que la mujer embarazada no puede hacer actividad física, y eso es un error, pues debe hacer ejercicio, ya que si aumenta  en su embarazo está formando problemas en el niño.
 
Medidas concretas

 
El académico puntualiza que una de las acciones concretas para prevenir el sobrepeso supone que “ojalá los colegios asignaran las clases de educación física a primera hora de la mañana, porque eso va a generar aprendizaje posterior en otras materias, como leguaje o matemáticas. En países desarrollados está comprobado los niños que hacen actividad física en la mañana presentan mejores rendimientos académicos”.
 
“En los sujetos que tienen obesidad está el problema, porque no pueden hacer cualquier actividad física; ahí es donde tiene que haber un profesional del área de la salud que prescriba el ejercicio con la intensidad adecuada, así como a se prescriben los fármacos. Una de las herramientas que tenemos para el tratamiento de la obesidad y de las patologías crónicas, es mejorar la masa muscular, porque el músculo es un tejido que es altamente costoso para el organismo mantenerlo, por lo tanto, el sujeto que tiene más masa muscular, hasta en reposo está gastando más energía y por ende, un plan de entrenamiento físico en sujetos obesos debe incluir ejercicio aeróbico y ejercicio de fuerza”, finaliza.

Loading...
Revisa el siguiente artículo