Regularán uso de biosimilares en P.R.

La ley. El estatuto que nace como un esfuerzo de la Escuela de Farmacia del RCM establece requisitos y procedimientos en el manejo de los productos biológicos y biosimilares.

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

Aunque aún los medicamentos biosimilares no están disponibles en Puerto Rico, ya se estableció un marco legal para regular su distribución en intercambio de estos productos en la isla.

Se trata de la Ley 141, aprobada a finales del pasado año, que  prohíbe sustituir de manera automática un producto biológico por uno biosimilar. Y es que, de acuerdo con el estatuto, para poder darse el intercambio de medicamentos, el producto biosimilar debe estar en la lista oficial de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

De acuerdo con Wanda Maldonado, decana de la Escuela de Farmacia del Recinto de Ciencias Médicas,  se espera que la entrada de biosimilares en el mercado suponga un ahorro en los gastos médicos, ya que, generalmente, estos medicamentos son utilizados por pacientes con enfermedades crónicas y prolongadas. 

Maldonado explicó que los productos biosimilares no son como los bioequivalentes, ya que, como los medicamentos biológicos son producidos con organismos vivos, es imposible replicarlos de forma exacta.

“Cuando hablamos de productos biológicos, estamos hablando de productos que son desarrollados mediante líneas de células, de organismos vivos, entonces no es posible replicarlos al 100 %. Es bien similar al biológico, pero habrá unas diferencias mínimas en su infraestructura, lo que lo hace biosimilar e intercambiable es que ha demostrado ser lo suficientemente similar al biológico y que clínicamente tendrá unos efectos bien similares en la parte de seguridad y potencia. Son moléculas similares, pero no 100 % idénticas”, indicó la decana.

Mientras que el rector del Recinto de Ciencias Médicas, Noel Aymat, agregó que los productos biológicos interactúan con las células y las proteínas del cuerpo, y su proceso de manufactura es más complejo.

Esta legislación nació como un esfuerzo de la Escuela de Farmacia del Recinto de Ciencias Médicas y al momento solo 17 jurisdicciones de Estados Unidos han establecido parámetros para regular el uso de estos medicamentos.

“La Escuela de Farmacia colaboró, junto con un grupo de representantes del sector de la salud y la Legislatura, para atender este asunto, con el fin de que los pacientes que se vean en la necesidad puedan acceder a estos medicamentos”,
puntualizó Maldonado.

Del mismo modo, la representante Lydia Méndez, presidenta de la Comisión de Salud de la Cámara, sentenció que con esta ley “aseguramos que Puerto Rico ya está preparado para la entrada de estos medicamentos biosimilares a nuestra jurisdicción una vez la FDA comience la aprobación de estos”.

Ahora bien, para comenzar la implementación de la ley, falta que el Departamento de Salud (DS) culmine el reglamento para el manejo de medicamentos biológicos y biosimilares en la isla.

Entre las condiciones que se atienden con este tipo de medicamentos figuran la artritis reumatoide,  la psoriasis y muchas enfermedades autoinmunes.

Por su parte, el presidente de la Universidad de Puerto Rico, Uroyoán Walker, dijo que una legislación como esta demuestra que la aportación de la institución universitaria va mucho más allá de lo educativo.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo