Kevin Spacey deberá pagar $31 millones por pérdidas de "House of Cards"

Esto por las pérdidas ocasionadas por su despido por conducta sexual

Por AP

Kevin Spacey y sus compañías de producción deben pagar al estudio detrás de “House of Cards” más de 30 millones de dólares debido a las pérdidas ocasionadas por su despido por conducta sexual inapropiada, según una decisión de arbitraje tomada el lunes.

Un documento presentado en el Tribunal Superior de Los Ángeles solicitando la aprobación del fallo por parte de un juez dice que los árbitros encontraron que Spacey violó la cláusula de comportamiento profesional en su contrato al “incurrir en cierta conducta en relación con varios miembros del equipo en cada una de las cinco temporadas que protagonizó y fue productor ejecutivo de House of Cards”.

MRC, el estudio detrás de la serie, tuvo que despedir a Spacey, detener la producción de la sexta temporada, reescribirla para eliminar al personaje protagónico de Spacey y acortarla de 13 a ocho episodios para cumplir con los plazos, lo que resultó en decenas de millones en pérdidas, dice el documento.

“La seguridad de nuestros empleados, sets y ambientes de trabajo es de suma importancia para MRC y el motivo por el que buscamos que se rindan cuentas”, declaró el estudio en un comunicado difundido el lunes.

Un representante de Spacey no respondió de inmediato una solicitud de declaraciones por correo electrónico. Sus abogados argumentaron que las acciones del actor no fueron un factor sustancial en las pérdidas del programa.

El fallo se produjo luego de una pelea legal de más de tres años y una audiencia probatoria de ocho días que se mantuvo en secreto al público, junto con el resto de la disputa.

Spacey apeló la decisión ante un panel de tres árbitros privados más, quienes fallaron a favor de los demandantes, haciendo que la decisión fuera definitiva y pública el lunes.

“MRC se mantuvo firme, siguió este caso tenazmente y al final obtuvo el resultado correcto”, dijo el abogado del demandante, Michael Kump, en un comunicado.

La carrera del actor de 62 años ganador de dos premios Oscar se detuvo abruptamente a fines de 2017 cuando el movimiento #MeToo cobró impulso.

El actor Anthony Rapp, cuyos créditos incluyen el musical “Rent” en Broadway y su adaptación cinematográfica así como “Star Trek: Discovery” en televisión, dijo que Spacey le hizo un avance cuando él tenía 14 años en una fiesta en la década de 1980.

Spacey emitió un comunicado en respuesta diciendo que no recordaba el encuentro, pero se disculpó.

Varias personas más lo denunciaron públicamente y algunos, incluido Rapp, han presentado demandas.

Investigaciones independientes hallaron acoso sexual generalizado de quienes trabajaban bajo su mando.

Spacey fue despedido o retirado de varios proyectos entre los que se destaca “House of Cards”, el thriller político de Netflix donde durante cinco temporadas interpretó al personaje principal de Frank Underwood, un congresista sediento de poder que llega a la presidencia estadounidense.

El único caso penal presentado en su contra, un cargo de agresión indecente y abuso derivado del presunto manoseo de un joven de 18 años en un resort de Nantucket, fue desestimado por los fiscales de Massachusetts en 2019.

Loading...
Revisa el siguiente artículo