TIFF: Comienza a coger forma la carrera por el Oscar

Mira la reseña de las películas que desde Toronto perfilan contendientes para el Oscar.

Por Orlando Maldonado, especial para Metro

TORONTO – Un emotivo drama en blanco y negro, una intensa historia de suspenso, un homenaje al director Ingmar Bergman y una impresionante transformación resumen el cuarto día del Festival Internacional de Cine de Toronto.

La actriz Jessica Chastain estuvo presente en la ciudad canadiense para presentar el estreno mundial de The Eyes of Tammy Faye, la cual produce y estelariza en una de las mayores transformaciones del año para cualquier actor. La dos veces ganadora al Oscar interpreta a la televangelista Tammy Faye en esta propuesta que oscila entre el drama y la parodia, pero que nunca decide bien en cuál de ambas esquinas quiere permanecer.

The Eyes of Tammy Faye

Chastain está 100% comprometida como Tammy Faye, a quien interpreta en ocasiones como víctima de su esposo y en otras como la hipocresía religiosa personificada, pero siempre respondiendo a un guion que le teme a asumir posturas. Andrew Garfield la acompaña como Jim Bakker, la mente maestra detrás de su imperio religioso.

Por otra parte, la directora Mia Hansen-Løve rinde tributo al director sueco Ingmar Bergman en Bergman Island, un dulce drama que no es tanto sobre el cineasta y más sobre arte, la búsqueda de inspiración y la complejidad de las relaciones que se extienden a través de los años, más sus diferentes etapas de madurez. Vicky Krieps lidera el elenco de este drama y continúa su desarrollo como una de las actrices más interesantes en la actualidad. A este trabajo se le suma una destacada actuación en el thriller Old de este mismo año y un soberbio trabajo en Phantom Thread junto al maestro Daniel Day Lewis.

Bergman Island

Esta historia fragmentada en dos partes solo mejora con la llegada de Mia Wasikowska en un rol que eleva esta propuesta a niveles estratosféricos y la pondrá en el ojo de la Academia cuando comience la temporada de premios en los próximos meses.

Otra posible candidata a ser evaluada por la Academia lleva por título Belfast, un drama semi biográfico del director Kenneth Branagh (Murder on the Orient Express), fácilmente su mejor película hasta la fecha. El pequeño Jude Hill es una revelación como Buddy, un niño atrapado en medio de un tumulto en la capital de Irlanda del Norte en la década de los sesenta. Jamie Dornan de la saga de Fifty Shades está fantástico al igual que Caitríona Balfe en esta irresistible exploración de cambios culturales y sectarismo desde la perspectiva inocente y pura de un niño. Repleta de humor, actuaciones extraordinarias por todo el elenco y un enorme corazón, Belfast comprobará ser irresistible en la competencia por la estatuilla dorada.

Belfast

Esta no llegará a los Oscar, pero Naomi Watts corre durante hora y media en la intensa Lakewood, sobre una madre que intenta salvar a su hijo durante un tiroteo en su escuela. La actriz australiana lo da todo en un thriller plagado de clichés, decisiones cuestionables y un final que raya en el sermón sobre el control de armas en los Estados Unidos. Otro rol de madre feroz para la protagonista de The Impossible en una película que pudiese encontrar a su audiencia en alguna plataforma de streaming.

Lakewood

El Festival Internacional de Cine de Toronto continúa esta semana con películas como Spencer con Kristen Stewart como la princesa Diana y Official Competition con Penélope Cruz y Antonio Banderas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo