The Fast & The Furious: la saga que redefinió al héroe de acción

Para 2001, cuando se lanzó la primera película de The Fast and The Furious, el formato ya era novedoso

Por Luz Lancheros

Vin Diesel mostró cómo una saga puede ser multicultural, compleja y sobre todo, exitosa.

Luz Lancheros, MWN

Para 2001, cuando se lanzó la primera película de The Fast and The Furious, el formato ya  era novedoso. The Fast & The Furious: la saga que redefinió al héroe de acción

Vin Diesel, el experimentado corredor Dominic Toretto, no era como sus antecesores. No era un tipo sarcástico que decía algo ingenioso antes de golpear, como Bruce Willis.

Tampoco un tipo sobreactuado como Nicolas Cage, o ni hablar de viejas leyendas como Schwarzenegger o Stallone.

The Fast & The Furious: la saga que redefinió al héroe de acción

Diesel tenía los suficientes músculos para volver a poner de moda al hombre grande “hecho en el gimnasio”.

Pero también la calidez y el carisma para liderar una enorme “familia” que conformó al lado de Brian O’ Conner.

Este fue interpretado por Paul Walker, quien destacaba por su belleza física e inteligencia.

Una familia multicultural y multiétnica conformada incluso por raperos (Ludacris) y reguetoneros (Don Omar y Tego Calderón).

The Fast & The Furious: la saga que redefinió al héroe de acción

Y en donde las mujeres, al comienzo objetos de deseo, pasaron a ser también, a su manera, interesantes personajes de acción.

De hecho, la saga hizo que mujeres como Gal Gadot, Michelle Rodríguez y Charlize Theron se apropiaran de este género a su manera y llegaran –o se consolidaran– en el estrellato.

Luego de 13 productos cinematográficos, incluidos spin-offs, cortometrajes (y vienen más: Diesel quiere una película enfocada en mujeres), llega este año F9.

Esta se estrena en Estados Unidos este 25 de junio.

Y que, como sus antecesoras, muestra a las estrellas más importantes de las películas de acción –como lo hizo antes con Dwayne Johnson, Jason Statham y Luke Evans–.

Pero también a actores oscarizados, que ya ven en la saga un producto de valor para sus currículos.

En esta ocasión participa Helen Mirren y Charlize Theron vuelve como Cipher.

Y el nuevo antagonista es otro actor que representa lo más “cool” de la cultura física actual: John Cena.

The Fast & The Furious: la saga que redefinió al héroe de acción

Pero, ¿qué hizo que una película que retrataba las populares e ilegales carreras callejeras llegara a ser una saga que tiene una serie de televisión, espectáculos en vivo, videojuegos y atracciones de parques temáticos?

De “piques” a espionaje internacional

Para 2019, era la franquicia más grande de Universal: había ganado 5891 millones de dólares en taquilla.

Y Furious 7, además, quedó a partir de 2015 como la novena película con mayor recaudación de todos los tiempos, al ganar 363 millones de dólares en Estados Unidos y Canadá.

Y 1163 millones de dólares en el resto del mundo.

También es, según portales como Variety, la mejor película de la saga y es comprensible: acababa de morir Paul Walker en un accidente automovilístico, luego de conformar uno de los dúos de acción más memorables del nuevo siglo. Sus hermanos lo reemplazaron en las últimas tomas.

Fue la digna y conmovedora  despedida de un actor recordado y querido.

También se cerraba el ciclo para la primera “familia” que conformó Dominic Toretto.

Y esta, hace años había dejado solamente de ser una que se conformaba con espectaculares trucos en las carreras que protagonizaban.

Robaban a millonarios mafiosos, evitaban asesinatos masivos, perseguían a conductores mercenarios y por supuesto, se vengaban de quienes asesinaban a los miembros de su equipo.

Las tramas se complejizaron, los villanos también.

Owen y Deckard Shaw (Luke Evans y Jason Statham) les causaron dolores de cabeza desde la ilegalidad, Luke Hobbs (Dwayne Johnson) desde la autoridad.

Pero no eran villanos unidimensionales, sino que servían para varios propósitos en la historia.

Y aparte de las estrellas legendarias o nuevos nombres que serían titulares para atraer público, aparecían estrellas contemporáneas de otras disciplinas en escenas de acción.

Como Ronda Rousey, por solo nombrar a una de ellas.

Y esto se vio en las críticas y en la recepción del público también: desde la parte 5, por parte de críticos y de público, la aceptación positiva superó el 70%.

Precisamente, desde que Diesel se puso en la tarea de ser productor de las mismas.

El legado de “Dom”

Diesel, que antes de ser un actor de acción debutó como director con su película “Multifacial” en Cannes, es quien más ha puesto su cuota creativa en las últimas entregas.

También es el que le ha dotado de ideas nuevas a la saga, más allá de la parafernalia de su variada y poderosa banda sonora.

Esta, siempre con los cantantes de moda, y los autos poderosos que han manejado en cada una de las entregas.

Y aunque eso no se lo reconozca la organización Producers Guild of America (de hecho, lucha por eso desde el año pasado).

También, a pesar de que  se diga que él con sus actitudes de “estrella” le ha restado profesionalismo a la producción de las películas.

Es el alma de la saga y sí que ha sabido suplir con creces la ausencia de su querido amigo Paul Walker. Y eso es lo que esperan ver los fanáticos a finales de este mes en Estados Unidos: más historias innovadoras para una saga que ha sido la catapulta para las estrellas masculinas y femeninas de acción de nuestro tiempo y que ha sabido cómo reinventarse desde hace veinte años.

Y al menos en la taquilla ya se nota: ya ha recaudado más de 229 millones de dólares en todo el mundo y a todo su elenco de estrellas se unen, como es de costumbre, las celebridades de moda del momento, Cardi B y Bad Bunny. ¿Qué otras ideas se le ocurrirán a Vin Diesel/Dominic Toretto para seguir reinventando el cine de acción? Solo el tiempo lo dirá.

Loading...
Revisa el siguiente artículo