Crisis: epidemia de opioides en una fórmula reciclada apoyada por sólidas actuaciones

La película entremezcla tres historias sobre la epidemia de opioides

Por Félix Caraballo Martínez

El abuso de las drogas ha sido un problema creciente en todo el planeta, desde la confección, el tráfico ilegal y el consumo desmedido que termina en adicción, etapa en la que se enfoca la problemática y que usualmente es la que se explora en el cine.

La nueva cinta Crisis que estrena en cines hoy, producto del cineasta Nicholas Jarecki, responsable por la excelente Arbitrage (2012), fusiona hábilmente temas de conversación con entretenimiento escapista en esta propuesta donde explora los efectos de la corrupción enmarcada en la epidemia de los opioides, y cómo se fomenta el consumo en diferentes niveles de la sociedad, presentando como hilo conductor esta cadena a través de diferentes historias interconectadas.

En el filme también escrito por Jarecki, Gary Oldman (Mank, Darkest Hour), interpreta a Tyrone, un científico y profesor universitario que utiliza fondos de poderosas farmacéuticas para experimentos. Cuando una de las farmacéuticas intenta extorsionarlo para que apruebe un nuevo medicamento que aparentemente cuenta con ingredientes que lo hacen sumamente adictivo, se verá obligado a debatirse entre enfrentar al monstruo corporativo o sacrificar su integridad moral ante los grandes intereses. Por otro lado, el agente Kelly, interpretado por el actor Armie Hammer (The Social Network, Call Me By Your Name), quien actualmente se encuentra en medio de un escándalo sexual que amenaza con poner fin a una exitosa carrera, se mete en la piel de un agente encubierto de la DEA que intenta desarticular una red de narcotraficantes armenios, mientras que tiene que lidiar con la adicción de su hermana menor (Lily-Rose Depp). La tercera historia presenta a Claire, interpretada por Evangeline Lilly (Lost, Ant-Man), una adicta en recuperación en una frenética búsqueda de los responsables de la muerte de su hijo universitario a causa de una inexplicable sobredosis.

La trama de alto concepto donde las narrativas que se cruzan se unen para crear un rompecabezas, como Crash (2004) propulsora contemporánea de esta estructura fílmica, cuando obtuvo el Oscar como mejor película, y como lo han hecho cineastas de la talla de Steven Soderbergh con la también galardonada Traffic (2000) y algunas de Alejandro Gonzalez Iñarritu (Amores Perros, Babel), han resultado ser atractivas para las audiencias y está sin duda, no será la excepción gracias a su comprometido elenco. Especialmente Oldman, quien funge como productor ejecutivo del filme, y quien se luce haciendo gala de sus destrezas histriónicas representando el dilema moral del filme y logrando convencer aún con un material que se queda corto y que ignora elementos importantes del personaje, para enfocarse en la problemática principal; problema que también enfrentan los personajes de Hammer y Lilly.

Uno de los aspectos favorables de esta propuesta es que Jarecki evita abusar de artilugios técnicos para presentar todas las historias cumpliendo con el valor de entretenimiento, mientras que promueve la discusión y la conversación entre la audiencia, sobre el abuso de las drogas, equilibrando precisas secuencias de acción entre contundentes diálogos que resaltan los efectos de la constante evolución de la epidemia.

El director, que se ha caracterizado por presentar diferentes visiones sobre el poder económico y como este puede consumir al ser humano, no muestra reparos en señalar en forma cascada, el efecto de la avaricia en el ciudadano común.

Pero su guión tropieza en el tercer acto cuando comienzan a entrelazarse las historias provocando un desenlace carente de impacto y emoción, además de obviar profundizar en sus personajes y algunas de las historias secundarias.

Aunque Jarecki cuenta con los recursos para presentar controvertibles temas en todo el espectro social, en esta propuesta no presenta sorpresas, ni elementos memorables, resultando en una experiencia a medias.

Mira el tráiler:

Loading...
Revisa el siguiente artículo