Juan Pablo Raba y los desafíos de romper estereotipos

METRO habló con actor colombiano protagonista de la serie Coyote

Por Félix Caraballo Martínez

El versátil actor colombiano Juan Pablo Raba (Narcos, The 33, Peppermint),  comenzó el año en grande en Hollywood con dos proyectos simultáneos en TV y la pantalla grande. 

Metro tuvo la oportunidad de conversar en videollamada de forma exclusiva con el artista que coprotagoniza la nueva serie de la plataforma CBS All Access,  Coyote,  antagonizando con el personaje interpretado por Michael Chiklis (The Shield). 

En la serie a la que este medio tuvo acceso, el actor, que comenzó carrera en telenovelas, series y películas en su natal país, le da vida a Juan Diego, un ambicioso, sofisticado y metódico villano que chocará con Ben (Chiklis), un veterano agente de la patrulla fronteriza de Estados Unidos quien se ve involucrado en un serio problema cuando intenta ayudar a una mujer a cruzar la frontera, precisamente lo que combatió durante su carrera. 

La serie dramática, que es producida, entre otros, por Michelle MacLaren (Breaking Bad), explora temas muy relevantes como la inmigración ilegal y el narcotráfico,  pero desde diferentes perspectivas.  Raba, que protagonizó la película filmada en Puerto Rico Imprisoned junto a Lawrence Fishburne, Esai Morales y Edward James Olmos,  también se encuentra en cartelera con la cinta más taquillera del pasado fin de semana,  The Marksman, junto a Liam Neeson. Sobre los retos de enfrentar los estereotipos del narcotraficante hispano, también abundó en nuestra charla.

Has trabajado previamente en proyectos que abordan una temática similar sobre la migración, narcotráfico, etc., como El Cartel de los Sapos y La Reina del Sur. ¿Cuán diferente entiendes es este proyecto?

Realmente he trabajado en proyectos que tienen que ver con el crimen organizado,  con el narcotráfico,  pero no había trabajado en un proyecto que tratara el tema de la migración de esta forma.  Es muy bonito porque sin ser un proyecto político, podemos tocar un tema que es tan álgido en este momento,  no solamente en los EEUU, sino en el mundo entero.  El tema de las fronteras, esas líneas invisibles que nos dividen, que dividen pueblos y hermanos,  que ha creado tanto dolor en el mundo,  pues tener la oportunidad de contar una historia de estas es muy importante. 

En esta serie como que se invierten los roles, porque te has caracterizado por interpretar al bueno de la película.  ¿Cómo fue trabajar con Michael Chiklis esta dinámica?

Creo que lo que viene es sumamente interesante,  porque justamente ese fue el objetivo de la serie.  Y es ver que esas líneas que trazamos entre lo que es bueno o es malo ver como cuando cuentas una historia en profundidad, se empiezan a desvanecer.   ¿Y darle esa opción al público, no? 

Aunque tu personaje es un villano,  proyecta cierta humanidad,  y aunque generalmente las primeras temporadas son introductorias,  ya sabemos por dónde van los personajes.  ¿Cómo fue trabajar esta dualidad de tu personaje?

Creo que a un actor lo que le llama la atención de un proyecto, es que uno está ahí no para representar personajes bidimensionales, ni unilaterales, sino personajes reales de carne y hueso.  Todos tenemos oscuridad y tenemos luz.  Y a veces nos dejamos llevar más por una o por otra pero realmente todos tenemos los mismos problemas,  y algo como el COVID, lo ha hecho relucir todavía más y es que todos tenemos los mismos miedos y los enfrentamos de formas diferentes con las herramientas que tenemos.   Juan Diego es un tipo con muchas herramientas,  que ha tenido muchos privilegios, muchas oportunidades,  que ha sido educado en universidades de EEUU,  una persona a la que no le ha faltado absolutamente nada y eso es bien interesante.  Al principio vemos al personaje de Ben (Chiklis) , una persona con tanto poder y tanta rectitud y después de todo su mundo se cae en pedazos.  Y vemos a Juan Diego que esperarías tuviera una reacción frente al mundo completamente errática y violenta,  y resulta ser un tipo completamente en control,  dominando la situación con una visión del mundo muy empresarial,  pero poniendo a su familia por encima siempre.

No puedo dejar de preguntarte sobre tu experiencia trabajando en Puerto Rico cuando filmaste junto a Laurence Fishburne,  la película Imprisoned.

Yo amo a Puerto Rico.  Yo quedé enamoradísimo del Puerto Rico, oye con razón se llama La Isla del Encanto.  Qué gente tan maravillosa,  qué comida tan rica, las playas.   Tengo algunos recuerdos imborrables de Puerto Rico, estar en el mar ver el atardecer con mi hijo cantando y jugando con las olas.  Realmente ustedes tienen una tierra maravillosa.

Loading...
Revisa el siguiente artículo