Bridgerton, la serie que habla de sexo, masturbación y otros tabúes de manera romántica

La serie acapara las miradas por romper con los estereotipos y prejuicios con una historia de amor que genera debate fuera de la pantalla.

Por Publimetro

¿Qué tiene Bridgerton que acapara las miradas? La serie se estrenó el pasado 25 de noviembre por Netflix y se encuentra en la posición número uno en el mundo.

El seductor drama de la productora Shonda Rhimes (Grey's Anatomy) basado en la exitosa saga romántica de Julia Quinn atrae las miradas de los que gustan las historias de época llenas de romance.

"Bridgerton es una serie romántica, escandalosa y aguda sobre la intemporalidad de las amistades duraderas, las familias que encuentran su lugar y la búsqueda de un amor que todo lo conquiste. Pero no es una serie de época más: está repleta de guiños y licencias creativas, de sexo y de ironía, enmarcados en una producción exuberante, lo que da como resultado un producto original, actual, sorprendente y adictivo, a más puro estilo Shonda Rhimes", así la describe la plataforma digital.

A lo largo de ocho capítulos, la serie logra rompe con varios estereotipos, prejuicios y temas tabúes como el sexo, la masturbación, las relaciones humanas y el rol de la mujer dentro de una  historia romántica.

Daphne (Phoebe Dynevor) y Simon Basset, el duque de Hastings (Regé-Jean Page) son los protagonistas de la trama, que dieron de qué hablar por sus escenas intensas de carga sexual, odio y amor.

Es el propio Duque que muestra a  lady Bridgerton cómo explorar su propio cuerpo para darse placer, y es ella quien busca sus propias respuestas en el tema del sexo.

"Cuando estás sola, puedes tocarte… En cualquier parte de tu cuerpo, en cualquier lugar que te dé placer", le dice Simon a Daphne.

"Pero especialmente entre tus piernas", susurra, provocando que se aceleren los corazones de la audiencia.

 

 

También se deja atrás los prejuicios de la gente de color de la época, porque la reina es negra, así como el Duque de Hastings y varias damiselas de la alta sociedad, algo que generó buenos comentarios.

La serie está inspirada en las novelas románticas homónimas y bestsellers de Julia Quinn, que volvieron a cobrar popularidad.

AL igual que en la novela publicada en 2000, El duque y yo, la primera temporada del programa se centra en la relación entre Simon Basset y Daphne Bridgerton.

El duque de Hastings engaña a su novia y le dice que no puede tener hijos cuando en realidad sí tenía la capacidad, pero no la intención.

La joven confía en su novio y se casa con él. Sin embargo, llega el momento en que se da cuenta de la mentira de la que fue víctima.

 

¿De qué trata?

Daphne está a punto de entrar en el 'mercado matrimonial' de Londres, pero ella quiere seguir los pasos de sus padres y casarse por amor. Sin embargo, en cuanto su hermano mayor se empieza a ocupar de sus pretendientes, una revista de sociedad que escribe la misteriosa lady Whistledown comienza a chismorrear contra la reputación de Daphne.

En ese momento hará su aparición el rebelde duque de Hastings (Regé-Jean Page), el soltero de oro y el gran partido de la temporada, al que todas las madres de las debutantes quieran para sus hijas.

Daphne y él se resisten a reconocer que entre ellos hay algo más que una buena amistad, aunque su química es innegable y les encanta conversar con ingenio, mientras toda la alta sociedad especula con ellos.

 

 

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo