"Let Him Go": Intenso drama adulto sobre venganza

Kevin Costner y Diane Lane interpretan a una pareja de abuelos sobreprotectores

Por Félix Caraballo Martínez

Kevin Costner y Diane Lane vuelven a reunirse luego de interpretar a los padres terrestres de Superman en Man of Steel (2013). En el drama Let Him Go, basada en la novela homónima de Larry Watson que estrena esta semana en las salas de cine de la Isla, ambos artistas interpretan a un matrimonio que tienen que lidiar con la muerte de su hijo, quien deja huérfano a un recién nacido y estos deciden luchar la custodia del niño, sin saber que tendrán que enfrentar a una familia con una postura sobreprotectora extrema que se opone.

Durante el primer acto, de esta elegante propuesta adulta que se desarrolla para principios de la década de los ‘60, conoceremos a la familia de George (Costner) un sheriff retirado y Margaret (Lane) su esposa, quienes viven en un idílico rancho en Montana junto a su hijo, nuera (Kayli Carter) y bebé. En la próxima secuencia George encuentra muerto a su hijo a la orilla de un rio. Acto seguido, seremos testigos de cuando la pareja participa de la boda de la viuda de su hijo con Donnie Weboy (Will Brittain), algunos años más tarde. Es cuando Margaret presencia a lo lejos como Donnie agrede físicamente a Lorna y al niño, que se desata la problemática de la cinta y se exacerba en el momento en que el joven miembro de un peligroso clan termina escapando a la finca de su familia, en una recóndita región montañosa de Dakota del Norte, donde la ley no es muy respetada. Esto dará pie al conflicto principal en este lento drama con trasfondo de thriller que explora diferentes ópticas sobre el concepto de la familia. La familia o clan de granjeros liderados por la atemorizante figura matriarcal de Blanche Weboy, en una intensa interpretación por la excelente Leslie Manville, que sorprende en su primera escena, pero va tornándose en una caricatura en busca de venganza, no dejan de intimidar a la pareja de adultos, incluso utilizando violentos métodos.

La cinta que cuenta con un lento ritmo sin duda es sostenida por las actuaciones de sus protagonistas. Pero aun con la gran actuación de Costner, la cinta le pertenece a Lane como una esposa y abuela que va a enfrentar a su contraparte, quien defiende con garras a sus retoños y sobrinos aunque tenga que recurrir a la violencia, con una fuerza interpretativa que modula la compasividad del personaje con una agresiva y constante insistencia en lograr su misión, impulsando la historia, contando con George como su copiloto y cuyo apoyo es determinante. Los matices que ambos artistas presentan en la jornada de sus personajes logran proyectar de forma efectiva el dilema moral que enfrentan, gracias a la sutil dirección del también guionista, Thomas Bezucha (The Family Stone), quien presenta una solemne mirada a esta complicada relación luego de la pérdida de su único hijo, colocando en contexto lo que esta familia está dispuesta a enfrentar por el bien de los suyos.

Aunque lejos de ser memorable, por dudas que dejan las motivaciones detrás de algunas de las acciones de los protagonistas, cuenta como gran acierto con la conmovedora partitura del ganador de Oscar, Michael Giacchino (Up, Jojo Rabbit) que sustituye algunos diálogos acentuando con precisión los momentos más auténticos de la pareja. Además de la increíble fotografía y la cinematografía con una paleta de colores que nos traslada al centro norte de los Estados Unidos de principios de los ‘60 evocando a los westerns modernos con gran efectividad.

En resumen, Let Him Go es un poderoso drama que se va cociendo a fuego lento con fuertes intercambios entre las dos familias, escalando hasta su explosivo y satisfactorio final.

Loading...
Revisa el siguiente artículo