Stephanie Cayo: “Las cosas que valen la pena, toman su tiempo”

La peruana conversó con Metro sobre su participación en la nueva cinta, "Force of Nature", que estrenó el martes en las plataformas de streaming VOD y fue filmada en Puerto Rico

Por Félix Caraballo

¿Cómo ha sido la trayectoria de tu carrera hasta llegar a Hollywood?
—Ha sido intenso todo este proceso. Realmente fueron años muy complicados desde que llegué aquí, y hace cinco años. Yo tenía una carrera muy buena en Latinoamerica, aunque todavía aún sigo haciendo cosas allá y me estaba yendo muy bien. Entonces tomar la decisión venir a Estados Unidos y darme la oportunidad fue bastante difícil. Llegar acá y vivir todo en carne propia lo difícil que es y actuar en otro idioma es complicado. Entonces, yo pienso que las cosas que valen la pena toman su tiempo.

Háblanos un poquito sobre el personaje que interpretas en Force of Nature.
—Bueno Jess Peña, es una oficial de la policía que quiere tomar nuevos retos y pide que la transfieran a otro barrio, más peligroso y justo ocurre el huracán y ella tiene que con Emile, sacar a la gente de un edificio y llevarlos a un lugar seguro y en este edificio se encuentra con una banda de rateros que están detrás de una colección de arte importante y luego se encuentra con Mel Gibson, que es un oficial retirado como Emile que se retiraron de Nueva York y se vinieron a Puerto Rico. Ella quiere hacer las cosas bien y nadie a su alrededor quiere hacer las cosas bien. Ella cree en una buena institución, en ayudar a la gente, en hacer las cosas por las razones correctas y se encuentra con toda esta situación donde tiene que aprender muy rápido.

Trabajar con Mel Gibson , una leyenda del cine, director ganador de Oscar, también director de una de las películas más taquilleras de la historia, The Passion of the Christ. ¿Qué me puedes decir de trabajar junto a esta leyenda?
—Bueno en esta oportunidad no estaba dirigiendo, entonces como está sólo en su papel de actor estaba más relajado y podía tener más tiempo entre escenas para conversar. Muy buen compañero y súper colaborador, intenso y rápido para improvisar y para generar espacios nuevos y me hizo sentir muy cómoda.

Se percibe esta química que desarrollas con el particularmente en una extensa escena donde salen a relucir muchas cosas interesantes sobre ambos personajes. ¿Fue complicada filmar esta escena?
— Esa fue una escena con mucha improvisación, y el director Michael Polish tuvo mucho que ver, me encanto. El tipo (Gibson) lo da todo, es muy apasionado y brillante, porque es genuino. Vive todo como en su vida real, con mucha intensidad y sin pelos en la lengua.

Trabajaste en P.R., con un equipo técnico puertorriqueño. Háblame un poquito sobre cómo fue esa experiencia.
—Fue increíble porque el 99% del crew es puertorriqueño. Y había muchos actores puertorriqueños y yo interpretaba a una local o sea que también tenía que trabajar en el acento. Además, justo en ese momento que estábamos filmando, estaban pasando ustedes por ese momento de sacar al gobernador, justo en la etapa final. Hubo muchas marchas, y entonces se sintió toda la unión colectiva de toda la gente y luego la celebración. Eso me permitió conocer un poco más a la gente. Fue una etapa importante en la historia de ustedes, que no se ve todos los días. Lo que vivimos ahí, no se ve todos los días.

Compartes escenas con una de las primerísimas figuras de la actuación en P.R., Jorge Luis Ramos. ¿Que me puedes decir de trabajar con él?
—Amo a Jorge Luis. Para mí de lo mejor que tiene la película. Es un verdadero artista y eso se siente. Fue tan generoso con todos y tan serio con su trabajo, y tan silencioso. Tenía su coach de dicción todo el tiempo (interpreta a un alemán). Un verdadero artista. Me hubiese gustado incluso verlo más en la película.

¿Regresarías a Puerto Rico a trabajar?
—Claro que sí. A filmar otra vez, mañana me llaman y estoy ahí.

MIRA LA ENTREVISTA AQUÍ:

Loading...
Revisa el siguiente artículo