Artesanos urgen apoyo en momentos de emergencia

La labor artesanal se afecta ante la ausencia de un espacio adecuado donde trabajar

Por Lynet Santiago Túa

Tras el colapso de las servicios esenciales en momentos críticos como los que se vivieron luego de los huracanes Irma y María, y recientemente con el terremoto, es imprescindible habilitar un espacio para que los artesanos del país puedan continuar trabajando, ya que muchos dependen del servicio eléctrico para utilizar sus herramientas (sierras, tornos, máquinas de coser, etcétera).

“Necesitamos más apoyo para los artesanos, una industria local de manos puertorriqueñas”, expresó Olga Acosta, artesana de máscaras y vejigantes, quien además aboga por un espacio con instalaciones para estos.

“Los artesanos nos afectamos en muchos aspectos. La mayoría de nosotros estamos sin los servicios de agua y luz, y no podemos producir. Aquí no hay un espacio como deberíamos tener en un edificio facilitador con maquinarias emergentes. Tantos edificios que se han vaciado por años, ahí podríamos tener estas máquinas emergentes con generador y cisterna de agua para los que trabajan con barro y textiles. Los trabajos representan nuestra principal fuente de ingresos”, reiteró a Metro Acosta, quien también perdió su hogar a consecuencia de la devastación del huracán María (septiembre de 2017).

Según precisó: “Son muchas las necesidades que enfrentamos los artesanos, además del estado emocional, es bien fuerte”.

Acosta, que estará presentando sus obras confeccionadas con la técnica del papel maché en la Feria de Artesanías del Instituto de  Cultura Puertorriqueña en las tradicionales Fiestas de la Calle San Sebastián, también exhortó a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz a presentar un plan de desalojo en caso de que continúe la actividad sísmica.

“Lo más correcto es hacer un plan preventivo de desalojo porque nadie nos puede garantizar que no vuelva a ocurrir otro temblor fuerte. El municipio de San Juan tiene que identificar un área de desalojo libre. Salir de San Juan no está fácil y podría ocurrir una catástrofe”, señaló.

La artesana, con 25 años de experiencia, procura preservar las raíces africanas a través de la confección de figuras de vejigantes, bailadoras de bomba y máscaras de pared y de uso, con la técnica de las capas de papel maché.

Loading...
Revisa el siguiente artículo