La Perla: canvas para el crecimiento artístico y cultural

En la tercera entrega de la serie Una Perla: muchos matices presentamos el colectivo artístico cultural Perlarte de La Perla

Por Lynet Santiago Túa

Con el propósito de brindar a la comunidad de La Perla un espacio de arte y cultura, la Fundación Patrimonio del Viejo San Juan desarrolló el proyecto Perlarte.

Perlarte es un colectivo de artistas que ofrecen talleres de arte y otras disciplinas a los residentes de La Perla. La idea es enseñarlos a que ellos puedan crear sus propias obras de arte y generar ingresos por las ventas si así lo desean.

La Fundación Patrimonio del Viejo San Juan tiene como misión integrar a La Perla y a Puerta de Tierra en una isleta entera, trabajando las áreas de vivienda justa, turismo, arte, cultura y pequeños negocios.

“Perlarte nace de los mismos vecinos de la comunidad y se forma en plenos preparativos de las Fiestas de la Calle San Sebastián porque ellos no querían abrir negocios de alcohol ni de comida y apostaron al arte. Les enseñamos cómo comenzar una empresa cultural, donde los propios residentes de las comunidades desventajadas sean quienes se apropien de ella y crezcan”, explicó Lorel Cubano, directora ejecutiva de la Fundación Patrimonio del Viejo San Juan.

Perlarte ofrece todos los viernes talleres intergeneracionales e interdisciplinarios de arte, cerámica, mosaico, máscaras, artesanías, pintura, serigrafía, música y teatro.

“Para mí La Perla es un lugar de resiliencia, de lucha, de familia, un poco de injusticia y de desigualdad. Precisamente, tratamos de que esa muralla simbólica se derrumbe y podamos insertarnos en la economía del Viejo San Juan”, expresó Cubano.

Por otro lado, la artista Mayra Córdova, parte de los miembros del colectivo, compartió: “Damos talleres con la idea de que los participantes puedan aprender algo que les sirva para desarrollar su propio negocio”.

Córdova trabaja diferentes formas de expresión, como pintura, dibujo, cerámica, textil, grabado y joyería.

“Para mí La Perla es un espacio mágico y la gente es increíblemente bella. Hay muchas carencias que se pueden trabajar, pero los más importante es trabajar para que estas personas tengan acceso a muchas cosas que, usualmente, no tienen acceso. El arte sensibiliza a la gente, y es un trabajo bello el que se está haciendo”, indicó.

Por su parte, el pintor y fotógrafo Francisco Javier Pérez Monge ofrece talleres de acrílico.
Además de los talleres de artes, se están organizando para crear el Batey de Bomba.

“El Batey de Bomba de La Perla capacitará de 15 a 20 personas para hacer su propio barril con artesanos, y que puedan tomar clases de percusión, música, baile e historia africana, para dar toques de bomba todas las semanas”, adelantó Cubano.

Actualmente, la colectiva está compuesta por un grupo de niños y adultos residentes en la comunidad.

“La Perla está progresando. Se están dando cambios positivos y la comunidad está bien organizada”, compartió Julio Ortiz, que ofrece clases de percusión y talleres de bomba.

Impacto de “Despacito” en La Perla

Desde la perspectiva músico-cultural, expertos analizan el impacto de “Despacito” en La Perla, como parte de la continuación de la serie Una Perla: muchos matices

La Perla: una piedra preciosa para el desarrollo turístico

En esta serie especial, Una Perla: muchos matices, destacamos el lustre de la comunidad que, a lo largo de la historia, y con mucho esfuerzo, busca romper con estigmas sociales y la marginación que, por décadas, los ha marcado, mostrando sus atractivos turísticos, artísticos y culturales

Loading...
Revisa el siguiente artículo