Mujeres se rebelan, hombres abusan en "The Morning Show" de Apple

La serie comienza el 1ro de noviembre

Por AP

"The Morning Show" comenzó como una mirada entre bambalinas a la televisión tan familiar y rutinaria como una taza de café por la mañana. Entonces surgieron las impactantes revelaciones de conducta sexual inapropiada en el programa "Today" de NBC y más allá, y la historia cambió.

La serie de drama de 10 episodios, parte de la primera ola de programas con la que debuta el servicio de streaming Apple TV Plus el 1 de noviembre, expandió su foco original en el papel de las mujeres en los medios de comunicación para incluir las repercusiones del mal comportamiento en el lugar de trabajo. Transcurre en el lucrativo e hipercompetitivo mundo de los programas matutinos de noticias.

"Cuando ocurrió el movimiento #MeToo fue algo realmente difícil de ignorar, y tampoco quisimos ignorarlo. Hubiera sido negligente", dijo Mimi Leder, una productora ejecutiva y directora de "The Morning Show".

Mientras Hollywood apenas le ha dado atención a los escándalos de acoso y abuso sexual que la han sacudido a ella y otras industrias, con acusaciones que han descarrilado las carreras de actores, ejecutivos y periodistas, "The Morning Show" está entre los pocos proyectos prominentes que se sumergen más profundo en el tema.

Jennifer Aniston y Reese Witherspoon encabezan un elenco que incluye a Steve Carell, Billy Crudup, Gugu Mbatha-Raw, Mark Duplass, Nestor Carbonell y Desean Terry. Aniston interpreta a Alex, por años la reina del ahora decaído "Morning Show", y Witherspoon a Bradley, una reportera de TV honesta con un historial laboral inestable que cae de golpe en el territorio de Alex.

Pero Mitch (Carell), el copresentador de “Morning Show”, ya ha sembrado caos. El drama abre con su despido de la cadena UBA por múltiples denuncias de conducta inapropiada, evocando el despido de Matt Lauer de "Today". Y su salida causa una agitación profesional y psicológica para Alex, y una oportunidad para aquellos que esperan su momento de gloria en la cadena.

Entre ellos está Daniel (Terry), un presentador afroestadounidense irritado por lo que considera la presión para minimizar su identidad étnica que espera que el puesto ahora vacante sea su recompensa. Hay muestras impresionantes de ambición y grandes giros en los tres episodios que Apple ofreció como adelanto a la prensa, que se estrenan el 1 de noviembre. El resto de los capítulos se irán lanzando consecutivamente los viernes.

View this post on Instagram

The story breaks November 1 on @AppleTV.

A post shared by The Morning Show (@themorningshow) on

Apple TV Plus cuesta 4,99 dólares al mes tras un periodo de prueba gratis de siete días, y una suscripción puede compartirse con hasta seis miembros de una familia. El servicio de streaming será gratuito por un año para quienes compren un nuevo iPhone, iPad, Mac o Apple TV.

La sombría respuesta de Alex al escándalo en cámara recuerda cuando las presentadoras Samantha Guthrie y Hoda Kotb informaron a los espectadores de "Today" sobre el despido de Lauer en noviembre de 2017 por lo que NBC calificó como "conducta sexual inapropiada en el lugar de trabajo". Y los efectos secundarios no terminan: Guthrie y Kotb retomaron el tema a principios de mes tras surgir nuevas acusaciones contra el periodista en el libro de Ronan Farrow "Catch and Kill".

"La televisión matutina es donde las mujeres de la TV fueron abandonadas pagando la cuenta", observó Mary Murphy, una profesora asociada de la Escuela Annenberg de Comunicación y Periodismo en la Universidad del Sur de California.

El productor ejecutivo de la serie, Michael Ellenberg, comenzó a trabajar en lo que se convirtió en "The Morning Show" antes de #MeToo, cuando estaba curioso por "lo que significa ser una mujer en los medios" y específicamente una mujer con poder en el reino de la televisión matutina. Encontró los detalles "auténticos y precisos" que necesitaba en el libro del periodista Brian Stelter "Top of the Morning: Inside the Cutthroat World of Morning TV" de 2013.

Ellenberg consiguió los derechos del libro, Aniston y Witherspoon fueron convocadas y Kerry Ehrin ("Friday Night Lights", ''Bates Motel") fue contratado como guionista y director (Stelter, un exreportero del New York Times ahora con CNN, es un guionista asesor). Leder dijo que el drama, desde una perspectiva casi completamente femenina de productoras ejecutivas — incluidas Aniston y Reese —en el fondo es sobre la relación de Alex y Bradley.

Ambas "colisionan en cierto punto de sus vidas", dijo Leder, con Alex en "un estancamiento donde la discriminación por edad la comienza a afectar, y Bradley como este personaje que intenta dejar su marca, y lo que estas dos mujeres pueden darse una a la otra".

Desde la moraleja de Aniston y Witherspoon sobre lo que atraviesan las mujeres en la TV, se necesitan tantas amigas como se puedan conseguir.

Las mujeres enfrentan más escrutinio en cuanto a "cómo les permiten vestirse, qué joyas pueden o no llevar", dijo Aniston. "Uno nunca ve que a un hombre le digan tienes que… pintarte esas canas. Tampoco se ve realmente a ninguna mujer con canas narrando noticias".

Witherspoon agregó: "Simplemente hay una gran disparidad, de género por supuesto", entre el talento que sale al aire.

Mientras los televidentes podrían tratar de adivinar en quiénes se basan sus personajes, las comparaciones entre Mitch y Lauer son inevitables. Pero Leder dijo que el personaje y sus acciones no salían de una sola parte.

"No estamos contando sólo una historia. Nuestras historias se inspiran en cada historia que hemos escuchado, leído, atestiguado o experimentado en nuestras vidas personales", dijo la veterana directora de cine y TV, cuyos créditos incluyen "On the Basis of Sex" (“La voz de la igualdad”) y "The Leftovers".

Carell dijo que el guion le pareció "muy honesto" y que su personaje tenía muchas capas.

"Lo abordé de esta manera: este es un tipo que estaba en plena forma, era muy popular, muy querido, un narcisista, un egocentrista, pero era encantador. Y dentro de su poder, tenía este enorme punto ciego" como defecto, dijo Carell. En una escena notable con un amigo (interpretado por Martin Short) que también es acusado de conducta sexual inapropiada, ambos hablan sin pensar sobre su ira y frustración hasta que Mitch recibe una lección de culpa reveladora.

"Estamos tan en medio de este proceso, en este momento de la historia, en medio de este ajuste de cuentas", dijo Leder. "Creo que es emocionante explorar todos los puntos grises y los matices de la mala conducta".

"The Morning Show"

Loading...
Revisa el siguiente artículo