Ricardo Arjona desata pasiones con foto "hot"

El cantautor guatemalteco enloqueció a sus fans y provocó decenas de comentarios subidos de tono luego de mostrar una atlética figura y su torso desnudo.

Por Luisa María Godínez

A sus 55 años, Ricardo Arjona causó una revolución en las redes sociales con su reciente publicación al presumir lo tonificado y perfecto que luce su cuerpo.

El guatemalteco publicó una foto en su cuenta de Instagram en donde se deja ver su torso desnudo delante de una playa paradisíaca.

"Nadie sabe a donde va", escribió el cantante junto a la imagen.

 

View this post on Instagram

Nadie sabe a donde va.

A post shared by Ricardo Arjona ® (@ricardoarjona) on

El cantante mostró su marcada espalda y sus musculosos brazos en una sexy fotografía que ya casi llega al medio millón de likes.

Las reacciones no se hicieron esperar. Su publicación enloqueció a sus fans, tanto que provocó decenas de comentarios subidos de tono.

  • "Su figura ya no es la de los 15… Pero el tiempo no sabe marchitar😍"
  • "¿Por qué no das lo concierto con ese outfit?"
  • "¡¡Ese lomo !!!😍 Y pensar que uno tiene al lado uno como el chancho 😫"
  • "Ese cuerpo a los 55 años dan ganas de comerlo 😍😍😍😍"
  • "Dan ganas de hacerle de todo"
  • "Mi amor eso está como para comérselo sin remordimientos 😍 y sin borrar cassette 😂😂"
  • "Flaco. mi vista por favor 😝 ¡pero qué torso! 😎😂😂😍"
  • "Pero ese cuerpo😍 Diiioosss🔥🔥"

Homenaje al mejor

Hace unos días, el intérprete de "Mujeres" publicó un emotivo mensaje para su padre, a quien recuerda como un hombre de "autoridad".

Además de las palabras que le dedicó, subió una foto de él junto a sus papás, suponemos que tendría unos 10 años en esa época.

"Nunca terminaré de reprocharme el haber sacado a mis padres del barrio donde vivimos, los mudé a un barrio fantástico pero insistían en abordar un bus para pasarse el día con sus vecinos de siempre", publicó el guatemalteco.

 

View this post on Instagram

Nunca terminaré de reprocharme el haber sacado a mis padres del barrio donde vivimos. Los mudé a un barrio fantástico pero insistían a diario en abordar un transporte colectivo para pasarse el día con sus vecinos de siempre. En resumen, solo dormían en la casa nueva que les había comprado. Mis hijos disfrutaban más que nada en el mundo los regaños de mis padres para conmigo cuando me lo merecía. Ellos dejaban claro que poco les importaban los discos de platino, las giras, los premios , la casa que les había regalado incluso mientras yo seguía rentando el lugar donde yo vivía. Recuerdo una vez en la casa nueva, frente a mis hijos, mi padre me dijo a quema ropa ! Estás hablando de más …. cállate la boca! O a mi madre decirme ! ve por el queso a la cocina! Mis hijos me veían hacer exactamente lo que ellos me pedían sin mencionar palabra. Mis padres no fueron un compendio pedagógico, no creían en los psicólogos pero dejaron siempre bien claro que ellos, solo ellos, y nadie más que ellos mandaba en la casa. Ese fue su mejor regalo, su autoridad. Felicidades a los padres sin culpa, a los que educan amando pero jamás pierden la autoridad y a las madres que son muchas veces padres sin que nadie las mencione. Don Ricardo, SIGO QUERIENDO SER COMO VOS.

A post shared by Ricardo Arjona ® (@ricardoarjona) on

"Felicidades a los padres sin culpa, a los que educan amando pero jamás pierden la autoridad y a las madres que son muchas veces padres sin que nadie las mencione.

Don Ricardo, SIGO QUERIENDO SER COMO VOS", finalizó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo