Retiran cargos contra el actor Jussie Smollett

La estrella de la serie "Empire" estaba acusado de mentirle a las autoridades

Por AP

CHICAGO — En un giro sorprendente en el caso de Jussie Smollett, los fiscales retiraron el martes todos los cargos contra el actor quien lo calificó como una reivindicación, mientras que el alcalde de Chicago dijo molesto que fue un “encubrimiento” para las acusaciones sobre que Smollett había mentido acerca de haber sido objeto de un ataque racista y homófobo.

Las autoridades afirmaron que todavía creen que Smollett planeó el ataque y dieron pocas explicaciones sobre la decisión de abandonar el caso a unas cinco semanas después de que fueran presentados los cargos. A cambio de que los cargos fueran desestimados, Smollett accedió a hacer servicio comunitario y a entregar a la ciudad los 10.000 dólares de fianza que pagó para salir de prisión.

El alcalde y el jefe de la policía criticaron la decisión y respaldaron la investigación que concluyó que Smollett montó el supuesto ataque. Visiblemente molesto, el alcalde Rahm Emmanuel fustigó a Smollett diciendo que había arrastrado la reputación de la ciudad “por el lodo” para impulsar su carrera. En algún momento preguntó “¿No hay decencia en este hombre?”.

Los abogados de Smollett dijeron que su expediente penal había recibido un “borrón y cuenta nueva” por los 16 cargos relacionados con hacer un reporte falso tras supuestamente haber sido atacado por dos hombres. El actor insistía que había sido “honesto y coherente en cada momento desde el primer día”.

“No sería el hijo de mi madre si fuera capaz de hacer la mínima parte de lo que se me acusa”, dijo a reporteros después de una audiencia en la corte. Agradeció al estado de Illinois “por intentar hacer lo que es correcto”.

En un comunicado, una vocera de la oficina de los fiscales del condado de Cook dijo que la desestimación del caso surgió “tras revisar todos los hechos y circunstancias del caso”. Tandra Simonton lo calificó como “una disposición justa y una resolución apropiada en este caso”, pero también dijo que no era una exoneración.

En algunos casos desestimados, los fiscales insisten que el acusado acepte al menos parte de la responsabilidad. Fuera de la corte ni Smollett ni su equipo legal parecían aceptar nada sobre el reporte original de enero.

La abogada defensora Patricia Brown Holmes dijo que Smollett fue "atacado por dos personas que no pudo identificar” y “fue una víctima vilipendiada y a la que se hizo ver como perpetrador”.

Las autoridades afirman que Smollet conocía a los hombres y que hizo arreglos para simular que sufrió el ataque.

Emmanuel, quien está en sus últimas semanas en el cargo después de dos periodos como alcalde, dijo que el ardid podría poner en peligro a otras personas gay que reporten crímenes de intolerancia.

“Esto pondrá en duda si están diciendo la verdad y todo lo que hizo fue para promoverse”, señaló.

El superintendente de la policía Eddie Johnson respaldó la investigación del departamento y dijo que a Chicago “todavía le deben una disculpa”.

“He escuchado que querían justicia en la corte con cámaras de televisión para que Estados Unidos supiera la verdad. Eligieron ocultarse detrás de los secretos y negociar un acuerdo para evadir el sistema judicial”, dijo Johnson en una ceremonia de graduación para nuevos cadetes de la policía.

La principal fiscal de Chicago, el fiscal del condado de Cook Kim Foxx, se retiró de la investigación, señalando conversaciones que había tenido un con familiar de Smollett.

Muchos expertos legales estaban sorprendidos porque se desestimara el caso, especialmente porque no incluyó ninguna condición para que Smollett pidiera una disculpa.

“Esta situación es totalmente rara. Es muy, muy poco común”, dijo Phil Turner, abogado defensor de Chicago y ex fiscal federal sin relación con el caso.

Agregó que sería incorrecto pedir clemencia bajo el argumento de que nadie resultó herido.

“El daño que se hizo fue peor que un brazo roto o dinero perdido en un fraude”, dijo Turner. “La reputación de la ciudad ha recibido un tremendo golpe”.

Como Chicago fue la víctima principal, argumentó Turner, habría sido apropiado que los fiscales consultaran con el alcalde y la policía antes.

“Que no lo hicieran pasare como un insulto a la ciudad y la policía”, dijo.

Smollett fue acusado de reportar falsamente a las autoridades que fue atacado cerca de las 2:00 de la mañana el 29 de enero en el centro de Chicago. Los investigadores dijeron que hizo el reporte porque no estaba contento con su salario en la serie “Empire” y creía que esto podría mejorar su carrera.

El actor, quien es negro y gay, interpreta al personaje gay Jamal Lyon en la exitosa serie de Fox TV sobre una familia que trabaja en la industria musical.

Reportó que fue atacado cuando iba a su casa desde una tienda de sándwiches. Smollett dijo que dos hombres enmascarados le gritaron insultos gay y racistas, le arrojaron cloro, lo golpearon y le colocaron una soga al cuello. Dijo que gritaron “Este es un país MAGA” en referencia al slogan del presidente Donald Trump “Make America Great Again”. Afirmó que pudo ver que uno de los hombres era blanco porque podía ver la piel alrededor de sus ojos.

La policía dijo que Smollett contrató a dos hombres, ambos negros, para que lo atacaran. Smollett supuestamente les pagó 3.500 dólares.

Los hombres son los hermanos Abimbola "Abel" y Olabinjo "Ola" Osundairo, y uno de ellos había trabajado en “Empire”. Un abogado de los hermanos dijo que acordaron ayudar Smollett por la amistad que tenían con él y la idea de que esto beneficiaría sus carreras.

La policía ha dicho que antes del ataque Smollet envió una carta amenazante al estudio donde se filma “Empire”. El FBI, que revisa la carta, ha rechazado hacer comentarios sobre la investigación.

Loading...
Revisa el siguiente artículo