VIDEO. Luis Miguel agrede a su sonidista durante su concierto en Panamá

El cantante mexicano fue duramente criticado en las redes sociales por golpear a uno de sus ingenieros de sonido en pleno show.

Por Luisa María Godínez

Luis Miguel se encuentra en medio de la polémica tras protagonizar un violento episodio en la noche del martes durante un show que estaba brindando en el Centro de Convenciones Amador, en Panamá.

El cantante suele expresar su malestar cuando tiene problemas con el sonido mientras está sobre el escenario, sus gestos son evidentes.

Pero esta vez, lo manifestó de la peor manera. Cuando interpretaba el tema "Decídete" se mostró molestó por el sonido que se emitía en el concierto y miró a su derecha para indicarle al sonidista que no estaba conforme.

Segundos después dejó el escenario y se asomó por detrás del telón para hablar con el técnico. Claramente se ve que después de intercambiar algunas palabras, evidenciando su descontento, él levanta su mano derecha y le lanza un golpe.

 

Un incidente parecido sucedió en Buenos Aires, donde también se quejó del sonido.

"¡Se escucha bien! ¡Se escucha bien! ¡Se escucha bien!", intentó calmar el público argentino en aquella fecha del Campo Argentino de Polo, a pesar de que él mismo seguía protestando.

Luis Miguel casi muere en Argentina tras una noche de excesos y sexo

El cantante vuelve a estar en el ojo del huracán por protagonizar un nuevo escándalo. Según periodistas argentinos, "El sol de México" tuvo una noche de excesos que por poco termina en tragedia.

La reacción

Medios mexicanos indicaron que el ingeniero de sonido se cansó de los reiterados maltratos y, luego de lo sucedido en Panamá, decidió iniciar acciones legales contra el músico.

"Se trenzaron feo: los tuvo que separar su guardaespaldas", reveló un testigo sobre una pelea que se habría producido una vez concluido el espectáculo.

Al ver la violenta reacción de LuisMi, los espectadores presentes en el lugar repudiaron su actitud y comenzaron a abuchearlo.

Además, se quejaron de que el show parecía un karaoke y no un recital a la altura de lo que el músico acostumbra ofrecer.

"La gente decía que fueron a hacer un karaoke con cortesía de Luis Miguel. El público cantó, pero él no", indicaron.

Además del disgusto del público, el show no contó con la extensión habitual. En la mayoría de las ocasiones duran dos horas.

Pero anoche se prolongó ese mismo tiempo, pero con distintos intervalos, generados por las peleas del intérprete con su sonidista, que le fueron restando valiosos minutos.

"¿La verdad? Fue un papelón", contaron quienes presenciaron el espectáculo.

Con información de Infobae

View this post on Instagram

¡Gracias Bogotá! #LuisMiguelTour2019

A post shared by Luis Miguel (@lmxlm) on

Loading...
Revisa el siguiente artículo