"Captain Marvel": nueva y poderosa arma letal

El filme es protagonizado por la actriz Brie Larson

Por Félix Caraballo

Resulta sorprendente cómo 11 años y 21 películas más tarde,  Marvel Studios mantiene una frescura en sus propuestas,  sabiamente interconectadas, que logran mantener y satisfacer las expectativas de la creciente legión de fanáticos cada vez que se estrena alguna de sus películas.

Esta semana llega a la pantalla grande su primera película comandada por una poderosa figura femenina, en manos de la ganadora del Óscar Brie Larson (Room),  quien, a su vez, se rumora pudiera liderar al colectivo de los Avengers.  La cinta, que se desarrolla en el 1995,  y no presenta novedad en su premisa,  cuenta el origen de Vers, una guerrera kree del planeta Hala, quien luego de patear traseros en el espacio, junto a su mentor Yon-Rogg (Jude Law), llega a la tierra conocida como C-53 por los habitantes de su planeta,  donde descubrirá que no solo su nombre verdadero es Carol Danvers, sino que todo no es como ella pensaba.   

De la mano del Agente Nick Fury (Samuel Jackson), responsable por armar al poderoso grupo de superhéroes The Avengers,  intentarán detener la posibilidad de una guerra intergaláctica que podría terminar con el planeta como lo conocemos… argumento que navega por territorios ya conocidos.   

El mayor logro de Captain Marvel radica en la estructura del guion, que altera ligeramente la cronología de la narrativa en favor de la historia, cuando el personaje titular, a través de fragmentos de su memoria que le van llegando, va descifrando su pasado y cómo se convirtió en la guerrera que es. Esto permite que el espectador se involucre de tal manera que va conociendo su historia a la misma vez que ella, y esto, en sí, representa un cambio a las dinámicas narrativas del estudio, y se lo debemos, en gran medida, al gran trabajo del binomio detrás de la cámara: Anna Boden y Ryan Fleck (Half Nelson) , quienes junto a Geneva Robertson-Dworet adaptaron esta historia a la pantalla grande.  La sensibilidad de los realizadores no se ve comprometida  con las aspiraciones de una cinta de esta magnitud, y logra impartirle emoción de manera sutil e imperceptible,  creando un producto refrescante y diferente, aun con las similitudes en tono y energía de cintas como Guardians of the Galaxy y Ant Man.

Resulta muy atractivo el material que maneja Samuel Jackson, que le permite hacer despliegue de su característico sentido del humor cínico para presentarnos su mejor interpretación de Nick Fury, al momento, que junto a Larson,  buenas líneas, efectos visuales y un maquillaje que lo rejuvenecen,  logran una excelente química en pantalla.

Sin embargo es Larson quien brinda una inconsistente interpretación que se recibe fría y que va calentando motores para, finalmente, proveer de emoción a un personaje gracias a personajes secundarios, como su amiga Maria Rambeau (Lashana Lynch). La cinta no es perfecta y peca de lo que, generalmente, fallan muchas de las películas introductorias de personajes noveles:  una extensa exposición para acelerar a un tercer acto que termina afectando la transformación del personaje principal.

Loading...
Revisa el siguiente artículo