"Alita: Battle Angel": explosiva experiencia audiovisual

El filme, que estrena hoy en la isla, presenta una épica fantasía de ciencia ficción basada en las historietas gráficas del mismo nombre

Por Félix Caraballo

Los temas del empoderamiento y autodescubrimiento forman parte importante de Alita: Battle Angel, la nueva propuesta de 20th Century Fox,  la cual cuenta con todos los elementos de una potencial franquicia.

Los visionarios James Cameron (Avatar) y Robert Rodríguez (Sin City) nos presentan una épica fantasía de ciencia ficción basada en las historietas gráficas del mismo nombre creada por el japonés Yukito Kishiro (1990) que relata la historia de Alita (Rosa Salazar), el núcleo (cerebro y corazón) de una cíborg que es encontrada por un compasivo médico de robótica, Ido (Christoph Waltz) en un vertedero de residuos tóxicos, el cual que decide crearle un cuerpo funcional.

Al despertar, ella no logra reconocerse y, a través de memorias que llegan repentinamente, comienza a conectar con su pasado para poder entender su presente,  y prepararse para enfrentar un incierto futuro que la llevará a conocer aliados y nuevos enemigos. Durante la travesía, descubre habilidades únicas que revisten de una energía singular este explosivo thriller.

La cinta cuenta con impresionantes efectos visuales,  que aunque trabajan a favor de la historia, contrasta a veces con algunas secuencias que lucen con una versión animada de un videojuego.  Sin embargo,  la compleja historia que, posiblemente, podamos explorar con profundidad en potenciales secuelas es lo suficientemente atractiva para perdonar estos detalles.

Los valores técnicos también sobresalen, como la cinematográfica y el diseño artístico de este mundo futurista, donde destacan los avances tecnológicos y el contraste en comunidades de escasos recursos.

La composición artística de Alita, particularmente sus enormes ojos, logran transmitir convincentemente las emociones del personaje y se convierte en uno de sus principales atributos,  porque junto a una buena historia,  le permiten hábilmente manejarse en un mundo súper machista y violento,  poniendo de manifiesto enfáticamente la intención de los realizadores de imponerla como una sólida figura dominante y autosuficiente, cuando la colocan en situaciones de constantes enfrentamientos violentos con otros cíborgs.

La notable fortaleza física del personaje central es equilibrada con una dosis de sentimentalismo y de un romance fríamente calculado, pero igualmente efectivo,  que conectará con las audiencias más jóvenes. La cinta cuenta con los ganadores del Óscar Mahershala Ali y Jennifer Connelly,  en papeles secundarios que, meritoriamente, inyectan mayor drama a la historia.

Sin duda Alita: Battle Angel es una experiencia audiovisual sin igual que aumentará la base de su legión de fanáticos y que merece ser apreciada en la pantalla más grande posible.

Loading...
Revisa el siguiente artículo