Secuela a la altura de la original

"The Lego Movie: The Second Part" estrena hoy en Puerto Rico

Por Félix Caraballo

Cuando estrenó en 2014 The Lego Movie, una cinta que imaginaba el universo de LEGO, los famosos juguetes daneses, mucha gente entró en la sala de cine con recelo, intrigados en cómo presentarían historias sobre estas figuras.

Te podría interesar:

Esta cinta resultó ser una de las sorpresas del año, gracias a una animación impecable y una historia ingeniosa que conectó con audiencias de todas las edades y cuya resolución elevó la experiencia del espectador convirtiéndola en una de las mejores películas del año. Luego de las exitosas películas con historias independientes, The LEGO Batman Movie y The LEGO Ninjago Movie, llega la secuela escrita por los responsables de la original, Phil Lord y Christopher Miller, dos cineastas con buena mano para la comedia (21 Jump Street).

Esta nueva aventura de Warner Bros. continúa justo donde terminó la primera. La invasión de criaturas (Duplo – la línea más infantil de Lego) destruye el mundo armonioso de la colorida ciudad de Bricksburg. Cinco años más tarde, termina convertida en un desolado desierto posapocalíptico a lo Mad Max, controlada por estos invasores. Nuestro protagonista Emmett (Chris Pratt) junto a la intrépida Wyldstyle (Elizabeth Banks) y el resto de la ganga se ven obligados a enfrentar a estas adorables criaturas con el fin de reestablecer el orden, lo cual los llevará a mundos inexplorados. Mientras todo esto sucede, la pequeña Bianca (Brooklyn Prince) continúa llevándose figuras Lego de su hermano Finn (Jadon Sand) para su propio universo, evento que no solo acelera la acción de la narrativa, sino que dará pie a un arco romántico para el personaje de Batman (Will Arnett).

No podemos perder de perspectiva que los humanos juegan un rol importante en el desarrollo de la historia de las figuras animadas, lo cual representa otro gran logro del filme al otorgarle más tiempo para desarrollar la relación entre la familia de humanos y sus juguetes, de manera paralela a la problemática de los personajes animados, mientras los hermanos dirimen sus diferencias y cuyo resultado va a impactar de manera significativa el destino de las queridas figuritas. Esta dinámica no evitará comparaciones con la maravillosa Toy Story, aunque nunca intenta imitarla. La historia que, efectivamente, logra tocar la fibra emocional del espectador, sin competir con la irreverente comedia de un afilado guion, aprovecha esto para llegarle a un público más adulto, sin subestimar la inteligencia de los más pequeños, que se divertirán de principio a fin.

Definitivamente, la imaginación en esteroides de los realizadores, el centro emotivo de la historia, las secuencias musicales que resultan ser tan atractivas y contagiosas como la original y un sinfín de referencias de otros productos de la cultura popular como Justice League y Jurassic Park, convierten a The LEGO Movie 2 en una digna secuela que no te decepcionará.

Loading...
Revisa el siguiente artículo