Gilbertito vuelve a la calle "En buena compañía"

El Caballero de la Salsa retoma la picardía callejera en su nueva producción junto con Víctor García, de la Sonora Sanjuanera

Por Sadot Santana Miranda

Aunque lleva cuatro décadas guiando el remeneo salsero, las pasadas producciones de Gilberto Santa Rosa se inclinaban más hacia lo romántico, dejando menos espacio a la picardía sonera. Hasta ahora.

El álbum En buena compañía —disponible en las plataformas digitales desde el pasado 21 de septiembre— es el resultado de una conspiración musical con el pianista y arreglista Víctor García y su orquesta la Sonora Sanjuanera, que consta de 14 temas.

Ambos músicos lanzaron palabras como “camaradería”, “amistad” y “disfrute” para describir lo que se fue cocinando día a día.

“Fue divertido, y recordamos muchas cosas. Lo que salió en el disco fue pura energía, pura contentura, sin dejar el romanticismo que caracteriza a Gilberto”, confesó García.

Y aunque se conocieron en los pasillos de la Escuela Libre de Música, fue un tema y una presentación de García y la Sonora Sanjuanera lo que persuadió el oído de Santa Rosa.

“El grupo tiene una energía tan bonita que yo dije: ‘Caramba, puede ser una propuesta interesante’. Unirnos nosotros, la sonoridad de la orquesta y de los arreglos de Víctor, con el estilo mío y, a la vez, presentar algo refrescante”, soltó El Caballero de la Salsa.

García, por su parte, admitió que, por un momento, temió cómo se cuajaría la colaboración. Sin embargo, el líder de la orquesta rememoró que, ante la preocupación, Santa Rosa sencillamente le dijo: “Sanjuanéalo”. Dicho de otra forma, para Santa Rosa no había que complicarse buscando mucho en la alacena y solo tocaba echarle la sazón habitual.

“Me senté a darle rienda al lápiz y, entonces, salió una combinación de lo más interesante, porque escuchas a Gilberto en esta producción y lo escuchas con esa guapería que siempre ha tenido, pero que estaba un poquito oculta. Y hay unos temas románticos también, que están hermosos, pero hay de todo en el disco. Fue muy espontáneo”, señaló García.

Los músicos esperan presentarse en vivo a principios de 2019.

Salseo en todos los niveles

El álbum, mientras tanto, se nutre de distintas tonalidades salseras. Según el sonero, entre las melodías hay un son montuno, un guaguancó santurcino, romance y picardía en las composiciones. A su vez, para el intérprete, las voces invitadas acentuaron la receta musical.

El tema “Son de Amor”, de la autoría de García, es un son montuno que narra una coquetería por medio de miradas, que busca escapar de la amistad y brincar al amorío. La melodía “Quiéreme”, por su parte, de acuerdo con Santa Rosa, contiene elementos del rock-and-roll de los cincuenta por su peculiar armonía en los coros. Asimismo, revivieron el clásico salsero “La rumba no se acabó”, compuesta por Roberto Angleró y popularizada por El Gran Combo de Puerto Rico. En esta versión, el cantante intercambió versos con el venezolano Rodrigo Mendoza, voz principal de la orquesta Dimensión Latina.

Inclusive, el boricua describió que la lista de invitados es como una “pequeña Serie del Caribe”, ya que contó con la participación de los cubanos Roberto “Robertón” Hernández, cantante de Los Van Van y Yenisel Valdés, exvocalista de la emblemática orquesta cubana; el El Niño de Trastalleres, Andy Montañez, y el venezolano Mendoza.

“Toda esa mezcla es lo que hace que este disco sea lo que es, y que yo me sienta en buena compañía”, sentenció Gilbertito.

Vea la entrevista

Loading...
Revisa el siguiente artículo