Volver a casa: crónica visual del huracán María en Maricao

La fotógrafa Yadira Hernández Picó presenta la exposición fotográfica en la sede de la Fundación Banco Popular en Hato Rey

Por Lynet Santiago Túa

Sobrepasando escombros, sin comunicación y mirando el indicador del nivel de la gasolina de su vehículo, la fotógrafa Yadira Hernández Picó, hizo un recorrido de nueve horas, tratando de llegar a la casa de su familia en Maricao luego del azote del huracán María en la isla. Llegar a su casa en condiciones normales le tomaba dos horas. Empero, el tiempo que transcurre no tiene importancia cuando lo que quieres es volver a casa.

Más aún cuando esa casa, donde vivió su familia por más de 40 años, se desvaneció con el evento atmosférico.

Volver a casa: crónica visual del huracán María en las Indieras es el título de la exposición fotográfica que presenta en la sede de la Fundación Banco Popular. La muestra consta de 24 fotografías 24 x 36 y 48 x 32, con testimonios visuales y escritos que relatan el paso de María por el municipio de Maricao.

“Volver a casa tiene muchas lecturas porque representa la vuelta a mi casa, la génesis de este proyecto. Pero también tiene la lectura de los miles de puertorriqueños que se han ido de la isla y desean volver. Y tiene la lectura de toda la gente que estaba en hospitales y refugios, que lo que ansiaban era volver a sus casas”, profundizó Hernández Picó, con más de 20 años de trayectoria profesional.

En un principio, explicó: “No sabía ni por qué, ni para qué tomaba las fotos”, proyecto que convirtió en un espacio de reflexión.

Uno de los visuales que más le impactó fue la imagen de una mariposa posada sobre los últimos granos de café rescatados de una finca que María también se llevó.

“En medio de la crisis, la naturaleza está bendiciendo lo que queda”, fue lo que pensó cuando, al fin, pudo ver lo que había capturado, ya que se hacía cuesta arriba cargar el equipo fotográfico cada ciertos días por la falta de electricidad que afectó a toda isla.

Otra de las fotografías es la de su propia madre, Yolanda Picó, frente a lo que quedó de su casa.
Esta historia se repite en muchos de los barrios de las Indieras.

“Este es un trabajo muy íntimo y muy honesto, porque estas personas son gente que conozco desde pequeña, o porque mi mamá les dio clases, o porque eran clientes de mi abuelo, que tenía un colmado”, relató quien admite que sentía necesidad de documentar y denunciar las historias de estos ciudadanos.

“Sentí que tenía que documentar estas conversaciones con ellos. Había mucha empatía porque ellos sabían también lo que a mí me había pasado. Ha sido bien doloroso, porque a todos se les negó la ayuda de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés)”, compartió.

La Fundación Banco Popular está ubicada en la avenida Ponce de León 167 en Hato Rey.

Loading...
Revisa el siguiente artículo