Ileana Cabra: “Callarnos no es una alternativa”

Este diario se sentó con la cantante, también conocida como iLe, a dialogar sobre el tema ‘Odio’ y, en especial, el video, el cual dirigió el talentoso César Berríos y tuvo como consultor al abogado Héctor Rivera Cruz, el fiscal del caso del cerro Maravilla

Por Hermes Ayala

A la hora de expresarse, hay dos palabras que no van en el vocabulario de la cantante iLe: miedo y olvido.

Hay que entender eso cuando uno ve su nuevo video, para el tema ‘Odio’, que escribió y produjo junto con el músico Ismael Cancel, canción que marca el primer sencillo de lo que es su segundo disco, aún en producción.

Te podría interesar:

En este nuevo video, estrenado hoy mismo, se narran con la mayor exactitud posible los hechos del 25 de julio de 1978, en la entrada del cerro Maravilla en Jayuya, cuando la Policía asesinó a los jóvenes independentistas Carlos Soto Arriví y Arnaldo Darío Rosado, quienes fueron entrampados por el encubierto Alejandro González Malavé. Este crimen marca la lucha independentista en Puerto Rico y mancha el primer cuatrienio en Fortaleza del exgobernador Carlos Romero Barceló.

Este video de “Odio”… ¿es dedicado a quién?

–Es un ejemplo de ir contra el olvido, yo diría. Cuando lo trabajamos, había muchas ideas que pensamos, pero que siempre, sin darnos cuenta, nos llevaban a esta misma idea. A mí lo que me gusta y me parece necesario es que es un ejemplo de un suceso importante que pasó en Puerto Rico y que no mucha gente conoce fuera de aquí. Creo que es muy importante que mucha gente  lo conozca, que generaciones como la mía y otras más jóvenes lo recuerden.

El video impacta por la exactitud de los hechos y las actuaciones, en especial en la parte en que asesinan a Carlos Soto Arriví y Arnaldo Díaz Rosado. Pero si lo oyes sin ver el video, puede proponer otros sentimientos más generales. ¿No se escribió pensando en lo del cerro Maravilla o sí?

–Ya había compuesto una parte con Ismael, y un día, mirando las redes sociales, me empecé a sentir muy molesta… Era una combinación de cosas que pasan aquí y en otros países; los titulares de las noticias, por ejemplo, desde lo más idiota, como la farándula hasta los comentarios de la gente. Estamos, sin darnos cuenta, alimentando tendencias destructivas que no ayudan en lo absoluto. Entonces, veo esto en Twitter, de repente, y por más buenas intenciones que tengamos, si reaccionamos de manera equivocada, seguimos estando en contra de lo que queremos. Pensando en eso y en muchas cosas más me desahogué y escribí esto.

Explícanos esta frase, que es la que transita a través del tema: “Que el odio se muera de hambre porque nadie le da de comer”.

–Esa frase y el tema en general —que me lo preguntaste antes—se puede ir por muchos lugares, pero si queremos asociarlo con el caso del cerro Maravilla, por ejemplo, lo que me hace es cuestionar qué fue lo que movió a esta gente a hacer algo así tan extremo. Todo lo que tiene que haber pasado por tu mente para llegar a esto. Y a la vez, ¿para qué? ¿Qué se resolvió con eso, con matar a estos muchachos? ¿Pensaste que estaban haciendo algo productivo? ¿Por qué? Todo eso me lo cuestiono porque, definitivamente, uno no está conectado con la realidad cuando uno llega a hacer una cosa así. Uno está completamente desconectado y de todo el raciocinio de ambas partes. Ellos no iban allí a matar a nadie, pero, entonces, esta otra gente sí iban a matarlos a ellos. No importa la cuestión política, no importa más nada, el operativo era matar a estos dos muchachos. Si de verdad estaban cometiendo un delito, en todo caso lo que debieron hacer era arrestarlos y ya está. Y era un delito armado por el infiltrado. Es una combinación de cosas que me cuesta mucho creer. Entonces, ves de cerca sucesos que siguen ocurriendo aquí en Puerto Rico, aunque sea una manera silente. Mira los suicidios después del huracán, mira los vagones llenos de comida, de muertos, mira todas estas cosas tan insensibles. El hecho de que sean silentes no quiere decir que no sean violentas. Siguen siendo reflejo del odio. ¿Cómo uno llega a este punto de indiferencia por un país que votó por ti? Eso está al garete. Lo único que uno piensa es en fealdad. Me gustaría ver una sesión sicológica de estas personas que dirigen el país y ver hasta qué punto ellos mismos se miran dentro de su ser. Es algo que me choca mucho. En Estados Unidos, ves también cómo dividen a las familias, separan hijos de sus familias. Todas estas cosas me dan mucha rabia porque, de repente, tú ves una noticia bien fuerte, bien intensa, y es como ver una película sangrienta.

Nosotros estamos acostumbrados a muchas cosas por estar aislados, y eso nos afecta también con respecto a lo que pasa con el resto de nuestros hermanos y hermanas en Latinoamérica.

¿Cuán importante crees que resulten ser el arte y la música para rescatar la identidad puertorriqueña y juntarla con lo que es el resto de Latinoamérica?

–Creo que a mí lo que me cuesta mucho, y lo viví con el disco anterior, es el olvido. No me gusta sentir que olvidamos, que el tiempo pasa y las cosas se van echando hacia atrás. No es que lo quiera regresar a sucesos crudos, como el del cerro Maravilla, porque es algo doloroso y, honestamente, a la hora de hacer el video fue muy duro, porque lo filmamos allí mismo. Todos en el equipo estábamos muy claros de dónde estábamos. Había una cuestión energética bien fuerte y estábamos tratando de cuadrar una armonía entre todos porque era algo muy duro. Pero creo que de eso se trata, de estar conectado con esos sucesos y tratar lo más que se pueda para que no se repita. Y creo que callarnos no es una alternativa en lo absoluto. Es importante que salgamos a la calle, que seamos voces para gente a la que se le hace más difícil ser voz, y trabajar en equipo, separarnos de maneras de pensar, de ideales, es simplemente vernos como seres humanos. Mi manera de expresarlo es a través de la música, pero quisiera hacer más y para eso necesitamos vernos como personas.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo