Kate Middleton vive bajo complicadas reglas impuestas por la realeza

Ser parte de la Familia Real no es un cuento de hadas. Kate Middleton vive bajo un estricto protocolo

Por Cecilia Nava

El mundo siempre se ha sentido fascinado por el estilo de vida de la realeza, pero no todo es glamour. La vida dentro de la Familia Real está llena de estrictos protocolos.

Kate Middleton, Duquesa de Cambridge y esposa del hijo mayor de Diana de Gales y el Príncipe Carlos, no escapa a estar realidad.

Para algunas mujeres estas prohibiciones pueden ser consideradas polémicas y anti femeninas, ya que no puede trabajar y ganar su propio dinero, así como tampoco puede besar a o abrazar a su esposo en público.

Una vida llena de reglas

Pero el cuento no acaba allí, Kate tiene prohibido dar autógrafos aunque su seguidores insistan ya que según las reglas de la corona, ella no puede firmar documentos sin autorización de la reina.

Para los encuentros con sus súbditos, la duquesa solo tiene permitido fotos y apretones de mano.

Kate Middleton Fans Cortesía

Como es conocido, las mujeres que ingresan a la Familia Real deben abandonar sus vidas anteriores y esto incluye sus trabajos.

Antes de ser la esposa del Príncipe William, Kate tenía el deseo de desarrollar una carrera diplomática pero la realeza prohíbe que trabaje.

Kate Middleton Cortesía

Una de las reglas más estrictas se presenta al momento de compartir una comida con la reina, ya que si la monarca termina de comer, todos los demás deben dejar de hacerlo, incluyendo a Kate.

Una de las prohibiciones mas curiosas en la lista, es la de no comer frutos del mar, esto debido a que no se puede correr el riesgo de una intoxicación a ningún miembro de la Familia Real.

A pesar de que Kate Middleton siempre es elogiada por su buen gusto en la moda, jamás podrá utilizar el esmalte de uñas trendy que desee, pues solo tiene permitido usar tonos naturales.

Kate Middleton Cortesía

Asimismo, debe ser muy cuidadosa con su vestuario, que debe ser recatado, nunca en color negro ni extravagante.

El afecto en publico no está permitido entre las parejas reales, tampoco pueden tener redes sociales, ni siquiera llorar en público.

Kate tiene prohibidas acciones de la vida de ciudadanos comunes como son el derecho al voto, la elección de una religión e incluso el uso de su propio nombre.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo