Boda real tendrá oraciones anglicanas y gospel

El palacio de Kensington publicó el programa de la ceremonia del sábado en la Capilla de San Jorge del siglo XV en el Castillo de Windsor

Por Ap

WINDSOR, Inglaterra (AP) — El príncipe Enrique y Meghan Markle se casarán en una misa anglicana que tendrá un sabor estadounidense con una mezcla oraciones, música clásica, un coro gospel, así como un toque de soul.

El palacio de Kensington publicó el programa de la ceremonia del sábado en la Capilla de San Jorge del siglo XV en el Castillo de Windsor.

La misa será encabezada por el decano de Windsor, David Conner. El arzobispo de Canterbury Justin Welby formalizará el matrimonio y el líder de la Iglesia Episcopal estadounidense, Michael Bruce Curry, dará un sermón.

Markle, quien estudió en una escuela católica, ha sido bautizada en la Iglesia de Inglaterra, de la cual la reina Isabel II es la gobernadora suprema, como parte de los preparativos para su ingreso a la familia real.

La ceremonia está basada en las liturgias Common Worship, la opción de misa más moderna de varias dentro de la Iglesia de Inglaterra, e incluye oraciones e himnos, así como lecturas y selecciones musicales elegidas por la pareja y su familia.

El palacio de Kensington dijo "como cualquier pareja que se casa el príncipe Enrique y la señorita Markle han puesto un gran cuidado en la selección de todos los elementos de su misa”.

El palacio señaló que fue un “esfuerzo de colaboración” entre los dos y también consultaron con el padre de Enrique, el príncipe Carlos, sobre la música orquestal que se interpretará antes de que comience la misa.

La selección incluye obras de Johann Sebastian Bach, Edward Elgar, Gabriel Faure y Franz Schubert. El coro de la capilla interpretará obras como un motete del compositor inglés del siglo XVI Thomas Tallis. Un ensamble gospel de Londres, The Kingdom Choir, interpretará la canción clásica soul de Ben. E. King "Stand By Me".

Jane Fellowes, hermana de la fallecida madre de Enrique, la princesa Diana, leerá un fragmento del “Cantar de los cantares”, una oda al poder del amor que dice: “Las aguas torrenciales no pueden apagar el amor, ni los ríos anegarlo”.

La Iglesia de Inglaterra no permite a las parejas escribir sus propios votos, tienen que apegarse a la sagrada escritura. Meghan y Enrique tendrán que prometer fidelidad: “En la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte todos los días de mi vida”.

Welby, primado de la Comunión Anglicana, les pedirá que se amen, se reconforten, se honren y protejan el uno al otro, pero no que se obedezcan. Ese requisito para las esposas es considerado ahora obsoleto por la Iglesia de Inglaterra.

Frente a 600 invitados a la boda, Meghan y Enrique se intercambiarán argollas antes de que Welby los declare marido y mujer con las palabras: “Lo que Dios ha unido no lo separe el hombre”.

Después de que los invitados canten "God Save the Queen", el himno nacional de Gran Bretaña, los recién casados saldrán de la capilla con el allegro de la "Sinfonía No. 1" del compositor del siglo XVIII William Boyce, y los sonidos gospel de "Amen/This Little Light of Mine".

Loading...
Revisa el siguiente artículo