¡Hay Deborah y Frankie para rato!

En el marco de la celebración del Día del Amor y la Amistad, la meteoróloga de Wapa TV, Deborah Martorell, compartió con Metro su historia de amor junto con su esposo, el abogado Cirilo “Frankie” Cruz Tejeda, y cómo han manejado el proceso de salud que enfrentan.

Por Lynet Santiago Túa

Aunque, ciertamente, los teléfonos inteligentes y las redes sociales han modificado la forma de socializar, e incluso, a veces, desvanecen las oportunidades de entablar nuevas relaciones, por la distracción y la enajenación del entorno, todavía hay quienes saben apreciar el contacto humano y la interacción frente a frente. Así comienza la historia de amor de Deborah y Frankie.

El encuentro se dio gracias a la invitación de unos amigos para una fiesta, a la que ambos acudieron “por compromiso”, sin sospechar que el amor aguardaba por ellos.

“Fui a una fiesta por cumplir con la intención de irme rápido, pero me quedé porque algo había pasado”, contó Frankie de esa primera interacción con Deborah.

Revelaron que las conversaciones iniciales, precisamente giraron en torno a las redes sociales y a la cantidad de seguidores de Deborah, porque a Frankie no le gusta Twitter.

Esa noche que se conocieron conversaron hasta la madrugada, y, sin embargo, no intercambiaron sus números de teléfono. Curiosamente, al día siguiente, él le envió un mensaje directo (DM) a Deborah por Twitter.

“No sé como no nos habíamos encontrado anteriormente porque en la fiesta nos dimos cuenta de que tenemos muchos amigos en común. El había estado en lugares donde yo había estado, pero nunca coincidimos”, relató ella.

Después de ese mensaje directo, pasaron tres años de relación sentimental y, a principios del 2017, se casaron en Nueva York.

Entre las cualidades que más admira de su esposa, “es que ella no tiene el ego que uno espera que tengan las figuras públicas. Eso para mí fue refrescante”.

Frankie la nombra Deb, de cariño. Empero, “si estoy molesto la llamo Deborah Judith”, reveló entre risas.

“Usualmente, cuando uno iba a una actividad y los caballeros se acercaban, me preguntaban si iba a llover o no. Siempre ponían esa conversación y él no hizo eso. El fue bien ameno”, aclaró por su parte Deborah, al destacar que le “encanta su naturalidad en la conversación y que es bien inteligente y jovial”.

De la convivencia, lo más que disfrutan es ver series de televisión, salir a comer, ir al cine y viajar.

“Disfrutamos mucho estar en familia y compartir en casa con las amistades, y siempre que tenemos la oportunidad, viajamos en familia o solos para recargar energías”, comunicaron.

Por otro lado, ambos viven “una experiencia espiritual muy grande”, tras el diagnóstico de cáncer de Frankie.

Abrazados por la fe y la convicción de que “todo se va a superar con el favor de Dios”, compartieron a este diario que atravesaron “por momentos difíciles porque acababa de pasar el huracán por Puerto Rico, y mis nenas se quedaron en Puerto Rico porque ya había comenzado el curso escolar (en octubre de 2017). Pero ha sido una experiencia espiritual bien grande. No lo puedo ver como una tragedia, al contrario, para nosotros ha sido como una bendición. Es una experiencia fuerte, pero, a la misma vez, es una bendición”. 

“Todavía no he podido superar el hecho de que Deborah sabía los resultados (diagnóstico de cáncer) y estaba al aire haciendo su trabajo (un día antes del huracán María), y nadie se dio cuenta, incluyéndome. Ella se aguantó esa información hasta que yo estuviera listo y preparado para poder procesarlo, y cuando tuvimos que arrancar (para recibir tratamiento médico fuera de Puerto Rico), no titubeó”, dijo él respecto a cómo su esposa manejó la noticia.

Con un tono optimista y de manera cariñosa, Deborah afirmó: “Aquí hay Deborah y Frankie para rato. Todo se va a superar con el favor de Dios. Se puede  pasar por muchas situaciones en la vida, pero si tienes a Dios en el centro de tu vida y te pones en sus manos en todo lo que hagas, todo va a estar bien”.

“Son momentos que unen más. Pueden ser momentos difíciles, pero son momentos difíciles que te hacen crecer y hacen crecer la relación. Vives y ves la vida de otra manera”, puntualizó.

“Disfrutamos mucho estar en familia y compartir en casa con las amistades, y, siempre que tenemos la oportunidad, viajamos en familia o solos para recargar energías” — Deborah Martorell, reportera del tiempo de Wapa TV

Loading...
Revisa el siguiente artículo