Este es el origen del meme del novio distraído

Este año el meme ha sido muy popular en las redes sociales

Por Metro Ecuador

Un meme ha tomado fuerza en este 2017. En este se ve a una mujer que camina mientras una pareja avanza en la dirección contraria. El novio se gira para mirar a la mujer y su novia se da cuenta y su expresión facial demuestra enojo.

En la broma que se suele hacer con esta foto el novio nos simboliza a nosotros, la mujer que pasa son nuestros errores y la novia, las buenas decisiones que no tomamos.

De acuerdo a Verne de El País, la enciclopedia de memes KnowYourMeme no aclara cuándo se empezó a usar esta fotografía como meme, pero afirma que su vertiente cómica pudo comenzar a finales de enero a través de una página de Facebook turca.

Sin embargo, el origen de la foto sí se conoce. Esta imagen fue tomada a mediados de 2015 en Girona, según relata a Antonio Guillem, un barcelonés de 45 años especializado en las fotografías de stock. “El origen de la imagen es meramente laboral. Creo que la foto en sí resultó una buena base para ese alguien que tuvo la genial idea de convertirla en una metáfora que vale para todo. Y eso no es mérito nuestro”, dice.

El hombre mirando a otra mujer o novio distraído ha trabajado 4 años Guillem, y la novia, 3. Los nombres artísticos de esos modelos -la pareja- son Laura y Mario. Esta pareja de modelos protagoniza casi todas las fotografías del barcelonés, que se pueden encontrar en bancos de imágenes como iStock o Shutterstock.

“Decidí arriesgar en esta sesión planteando una forma desenfadada de representar el concepto de infidelidad en relaciones de pareja. Los escenarios se improvisaron por falta de tiempo. Como casi siempre trabajo con los mismos modelos, fue relativamente fácil componer la imagen”, dice.

“Costó bastante conseguir unas expresiones creíbles porque, debido al buen ambiente de trabajo que siempre impera en las sesiones, la situación generaba muchos momentos divertidos y casi siempre alguno de los modelos se estaba riendo”, añade. En la misma sesión, Guillem hizo otras fotografías que buscaban el mismo concepto.

Es más, los tuiteros se han percatado de la existencia de esas y otras imágenes y han imaginado el desarrollo de la historia.

“Nunca pensé que esta foto alcanzaría tal popularidad. La verdad es que ni siquiera sabía lo que era un meme hasta hace poco”, comenta. Llegados a este punto, muchos podrían pensar que la imagen está generando grandes beneficios a su autor, pero no es el caso: “De momento, los memes no nos han dado dinero, ya que la mayoría o la totalidad de ellos no han salido de forma legítima de un banco de imágenes”.

Guillem destaca que todos aquellos que están usando la imagen sin licencia “lo hacen de un modo ilegal”, pero “esta parte no es la que más me preocupa, ya que parece solo un grupo de gente que se divierte de buena fe”. “Lo que sí es preocupante y no admitiremos en ningún caso es el uso de la imagen que perjudique o pueda perjudicar a alguno de los modelos o a mí mismo”, dice. Ahí van más bromas de los que se divierten con la foto.

Con información de Verne

Loading...
Revisa el siguiente artículo