La Loíza: centro gastronómico y multicultural

"Lo que ha pasado en la calle Loíza es consecuencia de la actividad social comunitaria que se ha gestado para rescatar el espacio”

Por Lynet Santiago Túa
La Loíza: centro gastronómico y multicultural

Durante los últimos cinco años se ha visto una proliferación de nuevos restaurantes en la calle Loíza. La Asociación de Comerciantes busca promover la extensa variedad que converge en el popular sector. Considerando esto, el domigo 27 de agosto se celebrará el Festival Culinario + Arte urbano. En el evento familiar participan más de veinte restaurantes.

Como dice el historiador Lester Nurse Allende, “la calle Loíza se ha convertido en un centro gastronómico y multicultural que le da vida al sector y crea fuentes de empleos”.

De acuerdo con el sociólogo Hiram Guadalupe, “lo que ha pasado en la calle Loíza es consecuencia de la actividad social comunitaria que se ha gestado para rescatar el espacio”.

actividad

“La actividad comunitaria es vital porque a partir de ahí es que comienza a construir y a generar la confianza de mirar como centros de producción lo que en algún momento fue asediado por el crimen y la actividad más marginal”, consideró Guadalupe.

“La alternativa es proponer formas distintas de utilizar los espacios urbanos, proyectar y construir. Es cómo nosotros habitamos la ciudad y cómo utilizamos ese espacio urbano”.

En ese sentido destacó el movimiento que gesta Marina Moscoso al rescatar la Casa Taft 169, una residencia abandonada que se había  convertido en un hospitalillo, con la intención de crear un centro cívico.

“La idea de Casa Taft 169 es poder apoyar la organización y el empoderamiento comunitario de la comunidad Machuchal, y apoyar las iniciativas de recuperación de espacios abandonados”, expuso Marina a Metro.

JUNTA

Rescate del entorno urbano

“Con esto se despertó el deseo de rescatar el entorno, convirtiéndose en un centro de actividad y gestiones para que otros espacios abandonados no se conviertan en un tipo de actividad que desaliente el tránsito continuo de la zona”, ilustró el sociólogo.

Otra que busca el bienestar de la comunidad es la organización sin fines de lucro La Calle Loíza, Inc., que gesta Mariana Reyes Angleró con el apoyo de varios líderes comunitarios.

“Con estos movimientos sociales comunitarios, que provocan desde la base comunitaria un proyecto de transformación y de empoderamiento del espacio urbano, se anteponen los procesos de gentrificación (una adaptación al español del término en inglés gentrification, un proceso de transformación urbana promovida por gente que tiene recursos económicos que van dirigidos a transformar el entorno, pero lo hacen desplazando a los habitantes originarios)”.

Por otro lado, planteó que “se provoca un movimiento mayor de transeúntes con la actividad gastronómica diversa y un entorno de actividad cultural como La Junta, un punto de encuentro entre los vecinos y el restaurante operado por la comunidad, que da vida, ritmo y sabor al entorno. Pero La Junta no es un proyecto aislado, forma parte del proyecto de enriquecer y enaltecer la zona de la calle Loíza con actividad continua”.

A su juicio, proyectos culturales como estos son los que también han convertido a la calle Loíza en un atractivo para el turismo.

“El gran motor del resto de la actividad cultural que se ha desarrollado es justamente la forma como se organizan estos grupos proponiendo una forma distinta de concebir, construir, habitar y utilizar el entorno urbano. Ellos defienden el derecho a preservar su comunidad rescatando su historia y promoviendo una gestión cultural comunitaria y partícipe”, sostuvo.

Actividades comunitarias

lester

Para afinar la convivencia entre los residentes y los comerciantes, también surgió la iniciativa En la Calle Loíza Vive Gente, que transforma espacios en desuso y los convierte en espacios al servicio del sector Machuchal.

La Calle Loíza, Inc. es también la gestora de Las Fiestas de la Calle Loíza, que se celebran el 1.er domingo de octubre, en la que participan artistas de la comunidad y se ofrecen talleres en un predio que comprende quince calles, desde la avenida San Jorge hasta la calle Añasco.

Durante el evento, se cierra la calle Loíza y se ofrecen actividades para toda la familia.

Además, la misma organización mantiene la estantería de libros libres, ofrecen recorridos por la zona y talleres, entre otros.

Festival Culinario + Arte urbano en la calle Loíza

tenedor

• Desde el mediodía hasta las 5:30 de la tarde se les dará oportunidad a los restaurantes participantes de presentar sus propuestas en el Gallery Plaza ubicado donde está el Doubletree by Hilton San Juan, según informó Pepe Bando, productor del evento.

• Artesanos y artistas plásticos exhibirán sus trabajos desde las 12:00 del mediodía hasta las 7:00 p. m.  El Museo de Arte de Puerto Rico también ofrecerá talleres de arte para niños, de 1:00 a 4:00 p. m., frente al Banco Santander.

• La actividad musical comenzará desde las 6:30 hasta las 10:00 p. m. y contará con la participación de Plena Son, 80’s rock band. El cierre está a cargo de Tito Auger.

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo