Fallece artista plástico José Luis Cuevas

El mexicano fue el creador del precepto Zona Rosa

Por Inter News Services
Fallece artista plástico José Luis Cuevas

Por Juan Carlos Machorro

México, 5 jul (INS).- El pintor, dibujante, grabador y escultor mexicano José Luis Cuevas, creador fundamental del arte plástico en México en el siglo XX y miembro destacado del movimiento conocido como La Ruptura, falleció el lunes en la Ciudad de México, donde nació el 26 de febrero de 1934, por lo que tenía 83 años de edad.

El artista pasó la mayor parte de su vida en los altos de la fábrica de lápices y papeles El Lápiz del Águila, administrada por su abuelo paterno, Adalberto Cuevas.

Ese temprano contacto con el papel y el grafito marcarían su vida y que desembocó en que a los siete años de edad ganara un certamen de dibujo infantil promovido por la Secretaría de Educación Pública de México, al autorretratarse como “niño obrero”.

Cuevas fue un artista autodidacta y antes de cumplir los 10 años se inscribió como alumno irregular en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado de La Esmeralda, donde permaneció durante un curso, ya que una fiebre reumática lo obligó a abandonar sus estudios y a guardar cama, tiempo en el que se dedicó a leer y dibujar profusamente.

Un ejemplo del interés internacional por su obra se reflejó en el año 1982, cuando 14 galerías de la Ciudad de México y otras en Barcelona, París, Lima, Coral Gables (Miami), Nueva York, San Diego, La Jolla y Washington, D. C., expusieron simultáneamente su trabajo.

Parte de su obra, así como su interés como coleccionista de arte, se puede conocer en el Museo José Luis Cuevas, inaugurado el 8 de julio de 1992, situado en el número 13 de la calle de Academia, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Este nombre se inmortalizó desde hace muchos años, cuando a las calles de bares, cantinas, y sitios de esparcimiento en la colonia Juarez como Roma, le bautizó “La Zona Rosa”, que desde hace décadas es reconocida como punto de interés turístico y por su intensa vida nocturna.

Sobre su muerte, la escritora Elena Poniatowska recordó a de José Luis Cuevas como un genio, como lo calificara Fernando Benítez: “Era un gran genio de la pintura mexicana, sobre todo porque se enfrentó al Muralismo, a Diego Rivera y a David Alfaro Siqueiros”.

Indicó que no veía al maestro últimamente, desde su segundo matrimonio, sólo una o dos veces, y que con Bertha, su primera esposa, él tenía más amigos, “salía más”.

Fui muy cercana a él, sobre todo los primeros años, cuando era ingenioso, alegre, sabía muchísimo de cine. Muy joven era muy amigo de Carlos Fuentes, muy ingenioso, nadie sabía tanto de cine como él, hacía combates sobre cine con Fuentes y (Carlos) Monsiváis, sabían todo, como niños prodigios, fue un niño prodigio. Lo entrevisté varias veces, trataré de recuperar esas entrevistas”, dijo Poniatowska.

José Luis Cuevas fue merecedor de importantes distinciones como el primer Premio Internacional de Dibujo en la V Bienal de Sao Paulo (1959), el primer Premio Internacional de Grabado en la I Trienal de Nueva Delhi (1968).

En 1987, el presidente de la República Miguel de la Madrid lo designó consejero vitalicio de la Crónica de la Ciudad de México. Ese mismo año fue artista residente en el Colegio de la Ciudad de Pasadena, en California. En Monterrey lo declararon Huésped Distinguido, y en Tijuana le entregaron las Llaves de la Ciudad.

En 1988 presentó la Suite madrileña en la Galería Misrachi y radicó en Nueva York. En ese mismo año ilustró para la revista Play Boy el relato The Bitter Truth del novelista polaco Isaac Bashevis Singer, Premio Nobel de Literatura 1978.

En 1981 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes de México; también recibió la orden de Caballero de las Artes y de las Letras de la República Francesa (1991) e ingresó al Sistema Nacional de Creadores como Creador Emérito (1993).

En 1994, en un hecho sin precedente en América Latina, la empresa Richer de Monterrey editó las dos primeras piezas de monedas de José Luis Cuevas, realizadas en oro y plata, de una serie pensada originalmente para ocho piezas de cada metal que irían saliendo cada tres meses. Las monedas muestran en el anverso a La giganta y al reverso unAutorretrato.

Entre sus obras más representativas están La gigantaHombre mirando al infinitoFigura obscena y Carmen.

José Luis Cuevas expuso en las galerías y museos más importantes de México, Estados Unidos, Francia, Argentina, Brasil, Italia, Costa Rica, El Salvador, Colombia, Canadá, España, Polonia, Alemania, Puerto Rico, Venezuela, Bélgica, Finlandia, Perú, Grecia y Ecuador.

Sobre su fallecimiento, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, expresó su pésame a los familiares, amigos y a la comunidad cultural, además aseguró en un mensaje en sus redes sociales que “Cuevas será recordado siempre como sinónimo de libertad, creación y universalidad”.

Las autoridades mexicanas organizaron un homenaje de cuerpo presente, en el recinto cultural más importante del país, el Palacio de Bellas Artes, en el centro de la Ciudad de México, en donde miles de personas podrán pasar a darle un último adiós a uno de los mayores exponentes de la cultura y el arte nacional.

Loading...
Revisa el siguiente artículo