Luis Fonsi y Daddy Yankee la montaron con Despacito en la final de 'The Voice'

La temporada 12 de uno de los concursos musicales más famosos del mundo llegó a su final y METRO estuvo en Los Ángeles durante un show decisivo.

Por Catalina Forero Ruiz

El talento no se improvisa en uno de los concursos musicales más reconocidos a nivel mundial. Como su nombre lo dice, las impresionantes voces de sus concursantes se vuelven familiares para los televidentes que cada semana se pegan al televisor para verlos cantar, guiados por sus famosos entrenadores Adam Levine, Alicia Keys, Gwen Stefani y Blake Shelton.

Es el caso de la temporada 12, que en una gala emitida en dos capítulos llegó a su final, en un show lleno de invitados especiales, entre los que estuvieron Miley Cyrus y Luis Fonsi junto a Daddy Yankee. Los boricuas pusieron a bailar a todos con su Despacito en la apertura del programa. Para el tema contaron con la participación del participante del show, Mark Isaiah. La canción se ha colocado número uno en las listas de música más importantes del planeta.

A lo largo de la temporada de The Voice los entrenadores tuvieron que dejar ir a varias de las ‘joyas’ de sus equipos. Ya para la final, se sentían confiados del trabajo realizado.

“Siento que esta va a ser mi temporada, siento que es mi destino y creo que lo merezco –y ya fue suficiente para Blake– (risas). De verdad, me siento muy bien y el show es maravilloso, es superdivertido, todos estamos pasándola increíble, los artistas son excepcionales y es increíble poder llegar a conocerlos y ayudarlos en sus procesos”, afirma Alicia Keys, quien en este punto tiene de su equipo a Chris Blue como uno de los fuertes candidatos para ganar el gran premio de 100.000 dólares y un jugoso contrato discográfico.

Por su parte, el cantante de country y entrenador desde la primera temporada en The Voice, Blake Shelton, tuvo a dos de sus concursantes: Lauren Duski y Aliyah Moulden, en la final. “Cuando hay que escoger entre dos concursantes no hay una decisión correcta o incorrecta, porque en este punto todos tienen un gran talento”, afirmaba a pocas horas del momento decisivo.

“Estas dos niñas son increíbles y han llegado muy lejos. Y seamos sinceros, necesitamos ver a una chica ganando esta competencia”, agrega Blake.

Por su parte, Adam Levine apostó por Jesse Larson, considerado desde el principio de la temporada como uno de los favoritos.

“Las posibilidades de ganar The Voice son escasas, pero se puede lograr. Lo que sí les digo es que así ganemos o no, estoy seguro de que vamos a tener la mejor presentación de la noche, nadie lo va a hacer mejor que Jesse, sin ninguna duda. Podemos perder The Voice, pero vamos a ganar esta noche”, afirmaba Adam sobre su concursante.

Gwen Stefani, por otro lado, tuvo sus favoritos en la final.

“Lauren es una de mis favoritas, solo porque creo que tiene muy claro su objetivo y hacia dónde quiere llegar. Es hermosa, un hermoso ser humano por dentro y por fuera, y creo que realmente se lo merece”, dice la cantante de No Doubt.

Sobre Chris Blue, Gwen también tiene cosas buenas que decir: “He sido fan de Chris Blue desde siempre, porque creo que es muy carismático y me encanta su presencia sobre el escenario”.

El escenario de The Voice ha visto no solo a los participantes de la famosa competencia, sino también las presentaciones de grandes artistas del momento, incluyendo las presentaciones de los entrenadores junto a varios de sus pupilos.

Con invitados latinoamericanos

Luis Fonsi y Daddy Yankee se presentaron en vivo en la gala final de The Voice su hit Despacito. 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo