Comprometidos con promover la bomba

Aprenda a bailar bomba, género musical afrocaribeño rico en tambor y cadencia.

Por Lynet Santiago Túa

La bomba es un arte musical que combina la percusión, el baile y el canto; una celebración que se basa en el diálogo y la compenetración entre dos, el que toca y el que baila. Es una expresión artística que forma parte del esplendor de nuestra cultura puertorriqueña.

Partiendo de esta premisa Cambio en Clave, un proyecto de integración social a través de la música y el baile, se dio a la tarea de explorar nuestros géneros musicales, especialmente la bomba, y promoverlos para su apreciación y disfrute.

“Hace como dos años surgió la idea de dar clases de bomba, porque nosotros vemos el arte y la cultura como una manera de expresarnos, relajarnos y divertirnos. Pero también es un elemento de identidad nacional, parte de nuestra historia. Un género musical afrocaribeño rico en tambor y cadencia. Es parte de lo que somos, de nuestra historia”, explicó Rafael Cancel, director y fundador de Cambio en Clave.

En esto coincide la instructora de bomba Marién Torres López, del Taller Tambuyé, quien dirige las clases en el Coliseo de Puerto Rico. “La bomba es mucho más que una estampa folclórica que esté rememorando una época de nuestra historia. Es un género que está vivo”.

“Los puertorriqueños se deben sentir orgullosos no tan solo por sus bonitas playas y montañas y generosidad de su gente, sino también por nuestra historia, especialmente de la bomba, que no se enseña en nuestras escuelas”, consideró Cancel.

El curso consta de cuatro clases a modo de introducción a la historia de la bomba, instrumentos y sentimientos de los diferentes ritmos más populares. En cada clase se profundiza en un ritmo distinto de los más conocidos de la bomba.

“No hay edad para aprender a bailar. Tenemos personas entre las edades de 11 y 80 años. Es algo bien bonito y bien interesante”, describió.

Por su naturaleza, las clases se ofrecen con música en vivo e incluye historia de cada ritmo y de los pasos y el sentimiento que lleva, así sea de frustración, rebelión,  tristeza, sensualidad o alegría.

“Muchas personas piensan que la bomba y plena son la misma cosa. Son igual de sabrosos, pero han nacido en momentos históricos muy distintos. No tienen ni idea de cómo la bomba se utilizaba como instrumento de resistencia. Los esclavos utilizaban los movimientos para comunicarse. Eso es interesantísimo. Todo eso se explica como parte del curso”, detalló Cancel.

La iniciativa de Cambio en Clave nació en el 2006 y, desde entonces, más de 35,000 personas han aprendido desde las técnicas básicas hasta las más avanzadas para bailar salsa, chachachá, bomba o bachata.

Para más información, acceda a las páginas Facebook o Instagram de Cambio en Clave.

Loading...
Revisa el siguiente artículo